Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

TU VIAJE DE NEGOCIOS COMIENZA A BORDO DEL AVIÓN

María es una directora que tiene que viajar por toda Latino-américa a supervisar las oficinas de la compañía en esta región.  En ocasiones, tiene que permanecer a bordo entre 8 y 11 horas, dependiendo la ciudad a la que viaja.  Ese trayecto normalmente lo aprovecha para dormir y descansar. Solo así puede estar alerta para las reuniones que tiene que atender en esa región o cuando regresa.

La última vez que viajó tuvo la mala fortuna de que le tocara un señor a un lado muy particular. En primer lugar, intentó sacarle plática aun cuando ella ya estaba acomodándose para  dormir.  Acto seguido, cuando vio que no estaba pudiendo entablar una conversación con ella, empezó a pedir bebidas alcohólicas en las rocas (con hielos). Una vez que se la traían, usaba el agitador de bebidas para mezclar y obvio, los hielos hacían ruido al contacto.  Terminando una bebida, volvía a presionar el botón para que la sobre cargo le trajera otra. Si veía que no le hacían caso, les llamaba en voz alta.

Durante este proceso, la gran mayoría de los pasajeros intentaban dormir, incluyendo a María.

Después de un buen rato y de estar muy incómoda con tanto ruido, el pasajero voltea y le dice, “Creo que soy pésimo compañero de viaje.” En ese momento aprovecha María con esa asertividad que la destaca para contestarle: “Así es,  lo único que quiero es descansar por las juntas que tengo al llegar y todo ese escándalo y ruido lo hace efectivamente un mal compañero de viaje. Sería genial si puede hacerlo sin tanto ruido.”

Este tipo de situaciones no deberían pasar en los viajes. No importa si son de negocios o no.  Viajar no te hace invisible.  Pensar que como no conoces a nadie no importa tu comportamiento, es un gran error.   La consideración al resto de las personas habla de ti y tus valores como persona y de lo que representas.  Ahora con el Mundial, han estado diciendo que los Mexicanos que tuvieron un mal comportamiento, no nos representan. Realmente se habla de cómo somos en general a través de la mala actuación de pocos.  Así pues, si tu representas a tu compañía y estás de viaje, en ese instante ligarán los valores de la organización con tu comportamiento.

Presencia Ejecutiva a bordo

Te comparto algunos tips que harán que siempre te veas desenvuelto, seguro y con facilidad de adaptarte en un viaje de negocios. Así proyectarás una excelente presencia ejecutiva:

  1. Viaja ligero: Entre más ligero viajes con tu equipaje, más eficiente te verá. Así que aprovecha llevar ropa que combine entre sí. Se práctico con la cantidad de zapatos que llevas. Si eres de los que hace ejercicio, los tenis modernos ahora son flexibles y fáciles de empacar.
  2. Si es un viaje largo evita usar pants o ropa demasiado informal. No solo durante el vuelo, pero al bajar de éste, tendrás que manejar una imagen consistente con tu nivel profesional. Ir en pijamas o ropa exageradamente cómoda como crocs, puede debilitar tu presencia ejecutiva. Nunca sabes quién va dentro del avión o quién te estará recogiendo en el aeropuerto.
  3. Si viajas justo de tiempo, siempre lleva un cambio en la mano por si tu maleta no llega o se desvía de destino. Esto suele suceder bastante seguido en las aerolíneas.
  4. Ten consideración de las personas a tu alrededor. Levantarte primero cuando apenas aterriza el avión y tratar de impedir el orden al bajar, no te hará llegar más pronto. Sé prudente y educado y permite que se vayan desalojando las filas delante de ti antes de salir corriendo e impedir el desembarque fluido de las personas.

Convivencia a bordo:

  1. Si la persona a tu lado en el avión tiene un libro, computadora, audífonos o está dormitando, no le saques plática. Es una invasión a su espacio y seguramente tu participación será tomada como invasión y no será bienvenida.
  2. Si vas a platicar con la persona a tu lado, hazlo a un tono de voz moderado. Cuando otros están tratando de dormir, es incómodo que estén oyendo carcajadas o un tono alto que impide que descansen.
  3. El pasajero de en medio, es quien tiene derecho a recargar ambos brazos en el descansa brazos. De por sí ya va limitado despacio como para que no pueda recargar sus brazos porque la persona de al lado decidió hacerlo.
  4. Al cerrar la mesa de servicio, hazlo con cuidado. Cuando azotas ésta y empujas el respaldo del asiento frente a ti, estás empujando a la persona que viaja en frente.
  5. Evita sacar botellas con aromas demasiado fuertes, perfumes, pintarte las uñas, lociones, etc. Recuerda que todo eso puede ser invasivo para la persona a tu lado.
  6. Los viajes de negocios son de aprendizaje y cultura, son para que demuestres tu gran habilidad para desenvolverte en cualquier situación. Evita echarlo a perder con un mal comportamiento.

 

Vistas: 76

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2018   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio