Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

“La práctica hace la perfección”. Sin embargo, cuando se trata de matrimonios este popular dicho, ¡no pega ni con cola! Y es que muchos piensan que las personas que se casan por segunda tienen más probabilidades de tener un matrimonio feliz ya que aprendieron de sus pasados errores.  Sin embargo, las estadísticas muestran otra realidad.  El 50% de las personas que se unen en matrimonio por primera vez acaba en divorcio, pero lo más alarmante es que cuando se casan por segunda vez, 67% de estos fracasan y quienes lo intentan por tercera vez, 73% de ellos también termina en la corte de divorcios.

 

¿Por qué las probabilidades de que un matrimonio sea feliz disminuyen cada vez que caminamos hacia el altar? Los motivos son varios, pero quien fracasa es por alguna de las siguientes cinco razones:

 

1. Se acelera en volverse a casar por soledad, despecho o necesidad económica, sin haberse recuperado emocionalmente de su relación anterior.

2. En un segundo matrimonio, generalmente no se conciben hijos y por eso no hay la misma motivación de permanecer juntos para conservar el núcleo familiar.

3. Ve defectos en la relación con más rapidez y decide no alargar “el martirio” como lo hizo antes.

4. Los problemas económicos, como deudas anteriores, pensiones alimenticia para los niños y ex pareja causan discusiones y sentimientos de injusticia.

5.      Los hijos no aceptan a la nueva pareja de su padre o madre y esto provoca una enorme tensión en la relación.

6. La segunda vez no le aterra tanto la idea de un divorcio, piensa: “Ya pasé por esto y sobreviví”.

 

Después de analizar estas causas “rompe-matrimonios”, ¿será posible que tu próxima relación dure hasta que la muerte los separe? ¡Por supuesto! El secreto de quienes lo han logrado se ha basado en  una combinación de acertados pasos.

 

Primero que nada, tómate un buen tiempo para conocer a esa persona, es algo que toma más de un año. Asegúrate que ambos tienen las mismas metas futuras.  Una de las principales razones por la que un primer matrimonio no funciona es porque ambos descubren que no tenían metas en común a largo plazo. También, acepta que nunca serás la número uno para tu pareja, sus hijos siempre serán su prioridad. Y si pone a sus niños en segundo lugar, ¡ojo!, si no es buen padre tampoco será buen esposo. Por último,  emprende con mucha seguridad, fe y positivismo tu nuevo matrimonio. Jamás digas: “Si no me va bien me divorcio”, mejor proclama: “Anticipo y espero un matrimonio feliz, por eso estaremos juntos hasta que la muerte nos separe.”

 

Vistas: 418

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de Gabriela Venegas Tamayo el junio 15, 2012 a las 12:33am
Es correct!
Comentario de Elsy Dávila el mayo 30, 2012 a las 10:24pm

Querida Carmen.....yo pensé que solo a mí me había pasado..jajaja....solo que mi ex tenía unos añitos más, aunque el mismo número de hijos. A eso me refería cuando comentaba lo de tomar en cuenta a las personas que viven con nosotros. Cuando te vuelves a casar y hay hijos de por medio, todo se complica. Afortunadamente me pude recuperar de ese episodio y ahora estoy muy bien, sin pareja, pero no sola. Es importante no dejarse llevar solo por la emoción o la soledad, hay que usar también la razón.

Comentario de Marytoña el mayo 27, 2012 a las 11:28pm

Hola!!!! Pues yo nunca me he casado, pero estoy esperando a mi principe azul, y como dices en la introducción, "La practica hace la prefección" y me viene a la memoria la canción """y los otros cuatro con otro y otro y otro". Muchas gracias por tu sugerencia. Bendiciones y un abrazote.

Comentario de Teresa del Carmen Hernández del el mayo 26, 2012 a las 12:18am

En mi relación el  de 62 años puso primero a sus 9 hijos. 7 casados con hijos, 1 divorciada y una joven soltera 22 años, yo de 51 años cambié de ciudad y mis 3 hijos, la  mayor de 31 años casada con dos hijos, los otros chica 21 años y chico 20 años  ambos universitarios y trabajo de medio tiempo, aun con necesidades económicas, pues ellos si entendieron que era bueno que yo viuda de de 14 años atras rehiciera mi vida, los hijos de él la mayoria no fueron a la boda civil y pusieron el grito en el cielo cuando dijimos que nos casaríamos por la iglesia, total estoy separada  en este momento de él, asi que no creo que ser buen padre es ser buen esposo. 

Ellos siempre estuvieron al pendiente de que su padre estuviera bien atendido, la divorciada hasta llego a hacerme reclamos como si yo fuera una jovencilla recién casada. Ja, ja, ja.

Pues que se queden a cuidarlos,me dije!

Comentario de Elsy Dávila el mayo 25, 2012 a las 10:37pm

Estoy de acuerdo con lo que nos compartes, María, volver a intentarlo es como me dijo alguien una vez. ES EL TRIUNFO DE LA ESPERANZA SOBRE LA EXPERIENCIA...volver a amar es legítimo, siempre aspiramos a darle una nueva oportunidad al amor, pero es eso justamente lo que nos puede perder, pues tomamos decisiones tan trascendentes como casarnos cuando estamos en la etapa del "enamoramiento", antes de la observación objetiva de la relación, de un autoanálisis de nosotras mismas, de nuestras expectativas en el futuro y de las personas que viven con nosotros y con la nueva pareja. Estoy de acuerdo con Alma, lo mejor es darnos tiempo (me consta la presión que ejercen parejas para casarse por segunda vez) considerar los puntos que señala María y sobre todo, coordinar la intuición con el corazón. Es mejor a veces dejar pasar, que terminar siendo la protagonista de la "Crónica de un divorcio anunciado".

Comentario de Alma Araceli Nava Benítez el mayo 25, 2012 a las 10:49am

Tus observaciones y sugerencias me parecen muy importantes y agregaría que la autobservación es parte elemental es decir quien soy, quién fuí en la relación pasada y como modifico lo que no fue útil en la relación pasada es decir voy a trabajar conmigo, justo despues de separamos donde ya no esta el otro(generalmente lo vimos como el causante de sabe cuantas cosas) ahora me miro y lo que miro a veces me asusta porque esa soy, a veces es tanto el miedo que nos da,al echar un vistazo que mejor me enrolo en otra relación y aun no estaba preparada para recibir a ese otro.

Yo recomendaría quedarnos un tiempo con nosotras, ir aun grupo de autoayuda, a terapia o  a pláticas o talleres donde inicie un proceso de darme cuenta quien soy, que quiero a donde voy y con quien quiero ir.

Las relaciones de pareja son vínculos muy interesantes donde podemos darnos y dar mucho cuando lo que queremos es compartir, aceptar, comprender, amar, perdonar y volver a empezar como sí este fuera el último día de mi vida.

Te envío y les envío a todas un fuerte abrazo.

Alma


DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio