Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

...Conozcan a otra mujer virtuosa, ella es Nieves, una abuela sabia siempre con un consejo o porque no, con un regaño a tiempo; consentidora de todos sus nietos; no olvido su grande llave de cobre; una reliquia que guardaba en lo más profundo de sus batas frescas, y servía para abrir la alacena sin fondo donde resguardaba con sigilo los más valiosos de sus tesoros; tan misteriosa en ocasiones al mantener en secreto hasta la más difícil e irreverente confesión de una nieta, cómplice en historias de amor, de carácter fuerte y firme como una roca, pobre de aquel que no mostrara el respeto que nos inculcaba, con una simple mirada la advertencia estaba dicha. Creadora de las mejores comidas, con la sazón de sus platillos se podía codear hasta con el más reconocido chef; no habría mejor medicina que una sopita “con caldo de la carne” cuando nos encontrábamos tristes. La recuerdo cuidando sus plantas, “astuto aquel que siembre un árbol”, exclamaba; le desbordaba el afecto por los animales, eran parte de la familia, no podía tener más porque ya no había espacio en el patio. Insertó en mi la humildad, al ver sus ya preparadas bolsas de comida para entregárselas a los migrantes a bordo del gigante de fierro: el tren; al vivir cerca de la estación del ferrocarril, diario veía aquel desfile de personas buscando acercarse al sueño americano en el vecino país; “brindarles pan y agua es lo menos que podemos hacer” decía; de lo más generosa, tan auténtica hasta la médula. Una gran mujer que me dio el mejor regalo: mi padre. Tan sincera para la resolución de un problema y peligrosa en la defensa de sus ocho hijos.

Ya en el caminar profesional, me topo con una mujer de fuego tal cual su cabello rojo, con un enorme corazón, de corta estatura, pero te enfrentas con un gigante al hablar de equidad; incondicional como amiga y consejera, responsable en sus múltiples actividades, confiable en el más obscuro de tus secretos, con fidelidad inherente a sus convicciones, ella sin pose alguna sigue por la vida cosechando éxitos; con inmenso compromiso con sus semejantes y tengo la fortuna de que sea testigo de mis proyectos.

No dudo que te rodees de mujeres como las que describí, viví con ellas mi infancia, adolescencia y juventud, rica soy y no hablo de opulencia, riqueza en recuerdos de haber escuchado un consejo o una simple plática bajo un naranja atardecer, con un rico café acompañando de pan recién horneado; era fascinante.

Mis abuelas ya hace años que han cerrado sus ojos para siempre, creo vivieron fuera de tiempo, eran más de una época actual; con caracteres tan distintos pero pensamientos similares, segura estoy que desde el cielo me bendicen para seguir trabajando en el logro de metas; su legado y herencia en valores es un recuerdo con el que vivo a diario, no existe día sin añorar su presencia; me jacto de cerrar mis ojos y verlas cuando me da mi gana, tan sonrientes, orgullosas y en paz, lo cual me llena de inmensa tranquilidad. Mi madre, compañera de vida hasta que nuestras cabelleras se cubran de canas y disfrute de sus nietos que aún existen en mi anhelo y pensamiento. Soy hija, nieta, hermana y amiga de mujeres virtuosas, ejemplo de vida que con su empuje han logrado que yo sea profesionista, profesora de vocación como muchas; recuerdo sus palabras determinantes siempre sé la mejor; si deseas ser comerciante, ama de casa, madre, estudiante, profesionista, política o nada de lo anterior; ahora comprendo que esforzarse siempre será la clave, tener presente nuestras raíces es dicha y saber a dónde vamos se resume en libertad. En esa autonomía de letras, cuando las estrellas dejan verse, se vienen a la mente pensamientos inquietantes que te llevan al insomnio; pienso con una enorme sonrisa en mi rostro, y con mis ojos vidriosos que atestiguaron su vida; ojalá el filósofo Sócrates las hubiera conocido, creo que su respuesta tan atrevida, la pensaría bastante, lo aseguro. Provengo de mujeres admirables, orgullosa siempre; pues soy una hija de mi madre.

Vistas: 46

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio