Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Nuevos estudios destierran  el prejuicio de que las mujeres que trabajan fuera de su hogar descuidan a sus hijos. La culpabilidad ha acompañado a generaciones de madres trabajadoras en todo el planeta. Unos investigadores de la Universidad de Macalester. Minnesota, revisaron 69  estudios   elaborados entre 1960 y 2010, sobre los efectos de la vida laboral de las madres en sus hijos, algunos sostenían que esos hijos tenían problemas de comportamiento, agresividad, depresión, sobrepeso y peores resultados académicos y  se contraponen a otros que concluyen que son los hijos de las amas de casa los afectados. Es cierto que los hijos de padre y madre que trabajan pasan más tiempo con los abuelos y en clases de natación, piano o frente  a la televisión y a la computadora.  En cuanto a la agresividad y la hiperactividad  ahora se sabe que no es culpa de los padres; son problemas orgánicos. Se habla de la calidad del tiempo sobre la cantidad, lo que  ha sido un argumento muy conocido. Una madre en el hogar tiene muchas otras ocupaciones además de contemplar cómo crecen sus hijos.   Para muchas mujeres la maternidad  no se mezcla bien con la vida profesional. El tema sigue siendo polémico, lo cierto es que el dinero de las mujeres se necesita cada vez más para mantener los hogares. Que las madres trabajen no es sólo una necesidad de crecimiento, desarrollo e independencia económica,  su salario es indispensable. Los padres se adaptan a esto cambios con lentitud, pero lo hacen y hay que reconocer que algunos lo hacen con mucha gracia. Para concluir, el  estudio reporta que las mujeres que están en el hogar  dedican a sus hijos 11 minutos más que las que lo hacen fuera.  El tema no ha dejado de ser controvertido.

Patricia Rodríguez

Vistas: 455

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de Patricia Rodríguez Saravia el septiembre 4, 2011 a las 3:39pm
Así es María Teresa, los tiempos cambian. Pero tu mencionas cosas que debieran ser y no estoy segura que así fueran. Hagamos lo mejor cada quien desde su trinchera.
Comentario de María Teresa Estévez Leal el septiembre 4, 2011 a las 2:48pm

perdón por el error, la palabra correcta entre parentesis es cotidianeidad

Comentario de María Teresa Estévez Leal el septiembre 4, 2011 a las 2:46pm

¡hola a todas y todos! no quisiera ser repetitiva pero sí mencionar que las sociedades, las personas y la organización de la vida van cambiando día con día; anteriormente las madres de familia solo vivían para atender a sus hijos y maridos (la citidianeidad lo permitía) y qué bueno si así eran feelices pero, ahora, lo que se vive y experimenta en esta época requiere de mujeres con otro estilo: preparadas académicamente, trabajadoras, organizadas, con mucha fortaleza y compromiso en su trabajo. También los esposos deben ser difrentes de antaño: responsables, comprensivos, colaborativos, el doble de preocupados por la integración familiar y agradecidos. Qué decir de los hijos e hijas: tienen que hacer equipo con todos los integrantes de la familia porque también pertenecen al hogar, ayudar en los quehaceres, ser estudiosos, ver por su propio bienestar y el de los demás, agradecer el ejemplo colaborativo de sus padres y su actuar laboral para tener prosperidad a cambio del trabajo arduo y productivo; en fín, se debe hacer equipo.

EN CASA NO SOLO VIVIMOS LAS  MUJERES, VIVIMOS FAMILIAS

Comentario de Patricia Rodríguez Saravia el septiembre 2, 2011 a las 9:51pm
Magdalena, gracias por compartir tu experiencia, que es favorable para las  madres que trabajan.
Comentario de Patricia Rodríguez Saravia el septiembre 2, 2011 a las 9:48pm
Lo ideal es ser  congruentes, Gabriela y desculpabilizar a las madres, se nos ha echado la culpa de muchas cosas de las  que siempre fuimos inocentes.
Comentario de Magdalena Ramírez Grimaldo el septiembre 2, 2011 a las 8:28pm
Vaya que este tema es muy polémico, yo tengo 30 años trabajando (8 a 3) y gracias a Dios mis 3 hijos no crecieron traumados, ellos aprendieron a valerse por si mismos, valoran el sabor de una rica comida hecha en casa y hasta hoy no son ni vagos ni drogadictos por el simple hecho de que yo tenía que ir a trabajar, ellos al igual que mi marido valoran mi trabajo porque éste nos ha ayudado a salir adelante, sobre todo cuando mi esposo se quedó mucho tiempo sin empleo, claro, a mi lado hubieron 2 mujeres maravillosas que cuando las necesité ahí estuvieron para apoyarme cuando los niños estaban enfermos y yo no podía faltar al trabajo: mi madre y mi suegra, yo no albergo culpa alguna por haber combinado ambos papeles, de hecho hace poco dividí mi tiempo para terminar y obtener mi certificado de prepa, así es que si se puede, yo pude haberme ya jubilado ya desde hace 3 años, pero no está todavia en mis planes. Saludos
Comentario de Patricia Rodríguez Saravia el septiembre 1, 2011 a las 8:36pm
Me encanta que haya tantas mujeres opinando, inquietas, planteándose nuevas formas de ser madres y trabajadoras. ¿Por qué no?
Comentario de Alice el septiembre 1, 2011 a las 7:13pm
Soy una mujer que crecio con madres divorciados y madre trabajadora, ella estaba poco tiempo y desafortuandamente cuando estaba, no tenia el mejor humor, ahora la entiendo, le agradezco y la admiro. Ahora me toca a mi tomar esas desiciones, trabajar y/o ser madre, no deseo elegir entre una y otra, pero si puedo actuar como quiero mezclar ambos roles, por que ser madre me llena de ilusión y amor, y trabjar tambien llena mi espiritu y me hace feliz, mas alla del dinero. Ojala las mujeres nos liberemos de las culpas y disfrutemos los roles que cada una que decidamos tomar.
Comentario de Sara Lopez Gutierrez el septiembre 1, 2011 a las 5:52pm

Patricia, gracias por tu articulo, esta muy interesante¡¡ Podemos hablar horas del tema como bien lo dices muy controversial, Lo importante de esto es concientizarnos Dia a Dia de nuestro Gran compromiso con Amor y Firmeza. Gracias¡

Comentario de Patricia Rodríguez Saravia el septiembre 1, 2011 a las 5:35pm
Los atenidos no se hacen, nacen.

DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio