Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

+ Este es el último trabajo de LETRAS DE MUJER
+ Hoy Terminan los Talleres de Expresión Literaria
+ 2009: Año de Gratificante Experiencia en RETOS FEMENINOS
+ Wordpress:http://bit.ly/7FwB4Y


AIMÉE LANDEROS KEHOÉ, México, D.F., 1972.- Aimée vive en el Distrito Federal, la ciudad que tanto ama, con su hijo Santiago Emilio, de siete años. Estudió Ciencias de la Comunicación y es trabajadora independiente es tareas relacionadas con su carrera. Participó de una manera sobresaliente en dos de los tres talleres de expresión literaria de RETOS FEMENINOS. En sus textos logra transmitir con facilidad y buena escritura, sentimientos y emociones que a otros nos es difícil, especialmente cuando se trata de ilusiones o premoniciones. Su crecimiento espiritual y escribir, dice, son la pasión con la cual vive todos los días. Ahora le leemos

…DONDE QUIERA QUE TÚ ESTÉS
Aimeé Landeros


Estoy aquí, frente a esta hoja en blanco, deseando escribir sobre ti, sobre ese inmenso amor que siento por ti, tontamente guardado exclusivamente para mí.

Aún recuerdo desde el primer día en que te conocí.

--Buenas tardes Alberto, te presento a Ximena, ella es la persona que contratamos para que concrete el proyecto de los nuevos eventos que realizaremos en toda la República.

--Bienvenida Ximena.

En ese momento, sentí cómo una brisa refrescante acarició mi piel al sentir tu mano recibiéndome con la calidez que te caracteriza.

Nuestra amistad se fue dando poco a poco, por alguna razón, siempre que estaba contigo me sentía contenta, protegida, segura para enfrentar a los demás pero insegura de mi misma hacia ti. No me permití aceptar este amor que empezaba a surgir, tú estabas casado, con una vida hecha, con tus hijos ¿Quién era yo para robarles su vida, su tranquilidad, su seguridad?

Además, yo era una mujer en pleno despertar… ¿Yo? 23 años ¿Tú? 35. Nada nos equiparaba en circunstancias, yo tenía la ilusión de conocer al amor de mi vida y hacer lo mismo que tú, formar mi familia y crecer en mi vida profesional ¿y tú? Ya la tenías hecha, no había nada que pudiéramos hacer juntos.

Después, por alguna razón, me convertí en un buen oído para escuchar los problemas que se empezaron a dar más frecuentemente con tu esposa, tanto así que se terminó esa relación y estuve ahí para escuchar lo que tú me querías contar. Sin embargo, ahora estábamos en mayor desigualdad, ahora menos me podía permitir sentir lo que sentía por alguien que no tenía cabeza para volver a pensar en el amor.

Mira que disimulé muy bien lo que sentía, tanto así que tú no te diste cuenta, estuviste buscando amor donde no lo había, Rosa, Anna, entre muchas otras mujeres que ni siquiera sé sus nombres. Una vez más, sufría en silencio al ver que no eras feliz, que sólo se divertían contigo y que lo que buscabas no estaba ahí. Lo único que te pude decir siempre es: ¡Cuídate!

Yo por mi lado, hice lo mismo, recuerdo como nos reíamos juntos de mis tantos fracasos amorosos, el más memorable es Guillermo ¿recuerdas? ¡Cómo te reías de mi! De mis múltiples intentos por no amarlo, sin embargo, yo no sabía que no lo amaba y tampoco sabía que era sólo una muleta para no amarte más.

Después, mis circunstancias cambiaron, conocí a quien que creí era el hombre de mi vida, intenté hacer lo que quería: formar mi familia. Recuerdo todavía en tus ojos una mirada muy especial el día de mi boda, ni siquiera sé cómo describirla. En ese tiempo nos alejamos un poco, convivíamos lo necesario en la oficina, yo realmente quería que mi matrimonio funcionara pero no fue así, de tal manera que ahora tú eras mi oído para escuchar los lamentos por mi ruptura. ¿Cómo da vueltas la vida cierto? Después de mi divorcio ahora si estábamos en igualdad de condiciones emocionales y podría entregarme a ti. Sin embargo, volví a reprimir mi sentimiento, no quería que hablaran de mí por amar a un alto ejecutivo de la empresa donde yo trabajaba, yo necesitaba mi trabajo para poder mantener a mi hijo y el miedo me impidió arriesgarme a gritar a los cuatro vientos lo que sentía por ti.

Después, un error que cometí, me separó de la empresa y por lo tanto de ti, me dolieron muchas cosas que se fueron al perder mi empleo, pero una de las más importantes fue ya no verte cada día. En ese tiempo tú estabas enamorado de otra mujer y no tenías cabeza para nadie más, yo en silencio, le pedí a Dios que cuidara tu corazón, yo sabía que no era una buena mujer para ti, pero callé y esperé.

Cuando ese amor se fue de tu lado, ahí estuve nuevamente, con otra oportunidad enfrente de mí y demostrarte mi amor, pero mi inseguridad hacia ti, se volvió a apoderar de mí. Aún con miedo, ¡te besé por primera vez y me fui al cielo!

No supe cómo darte mi amor, no supe cómo hacértelo saber, sólo te amé y lloré en silencio cuando me dijiste que te ibas del país. En el último beso que te di, me dijiste… ¡qué lástima que no sientes lo mismo que yo siento cuando me besas!

Ahora me dices, después de varios años, que nadie te ha besado de la misma forma como te besé yo. Creo que así se sienten los besos que llevan amor, mucho amor, sin embargo, lo que tu sentías por mi no te alcanzó para pedirme que me fuera contigo.

No sé si conoceré nuevamente el amor, lo que si sé es que sigo velando por ti desde donde estoy y cada día le pido a Dios que te bendiga donde quiera que tú estés.

Vistas: 79

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de ADRIANA CISNEROS GARZA el enero 6, 2010 a las 3:32pm
Aimeé: todas las historias de amor son bellas pero el vivir un amor ajeno o el experimentar una historia como ésta es sensacional, duele el no estar con el ser amado en ese momento, pero precisamente en ese punto es cuando podemos sentir a carne viva...es cuando más VIVOS estamos desde mi humilde punto de vista y eso me encanta!!!
Me fascina la diferencia de edades entre Ximena y Alberto, creo que todas en algún momento suspiramos por alquien mayor que nosotras, la historia es bastante digerible, corta pero rica en sensaciones y sentimientos...
FELICIDADES!

Adriana C.G.
Comentario de Martha Schumacher el enero 5, 2010 a las 4:24am
Aimée,
me encanto Ximena, discreta, amorosa, guardando siempre una distancia prudente. Una chica con cabeza, sin lugar a dudas. Su amor se fue y esto es como una carta en la que ella revela sus sentimientos.

Ximena, esto no basta, continua la historia. ¡El amor verdadero solo llega una vez!...
Comentario de Betty Alfaro el enero 4, 2010 a las 6:13pm
A veces por temor o por orgullo dejamos ir las oportunidades que nos presenta la vida, no se si es tarde para rescatar ese amor o dejarlo ir y seguir tu vida no puedes quedarte ahi la vida sigue.
Es un bonito gesto de tu parte el bendecirlo todos los dias, pero el no lo sabe, escrible, si tienes contacto con el dile lo que sientes, y si no hay ninguna respuesta entonces es el momento de pasar la hoja..... y dejarlo ir tu tambien mereces ser amada...
Comentario de MA.LUCIA FORTUNIO PARRA el enero 4, 2010 a las 11:37am
ES UNA HERMOSA HISTORIA DE AMOR YO CREO QUE EL MIEDO NO NOS DEJA HACER MUCHAS COSAS PERO NUNCA ES TARDE Y ES MEJOR ARRIESGARSE QUE ARREPENTIRSE DE LO QUE PUDO SER ANIMO Y DATE TU OTRA OPORTUNIDAD.
Comentario de celi nueva el enero 2, 2010 a las 4:48pm
A veces para seguir adelante se tiene que renunciar a los sueños e ilusiones que se tienen, yo lo vivi y tambien me senti protagonista. La vida sigue y uno tiene que luchar aunque el amor de aquella persona siga dentro de uno.
Comentario de Ruby Garcia el enero 2, 2010 a las 1:02am
Aimee:
Esta es una historia de amor frustrado que por una u otra circunstancia no se dio; no todas las historias tienen que tener un final feliz. Me encanto... me hiciste sentir la protagonista y hasta pena por ella, por un amor que no fue.
Comentario de Sandra Franco el enero 1, 2010 a las 8:49pm
Qué hermosa historia de amor, si en verdad existe, te aconsejo que lo busques, te mereces que ésta historia continúe.

DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio