Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Promover y difundir la cultura, es una fórmula idónea, certera y benéfica de hacer política.

Un gran ejemplo, es ahora la celebración del Centenario del Natalicio de Juan José Arreola, porque al adentrarnos en su vida y su obra, no sólo conocemos y comprendemos mejor a México, sino que lo amamos más, además de que nos forma, alecciona y enriquece humana y socialmente.

Pero si bien Arreola llega a nuestros días y lo celebramos, estamos ciertos de que va mucho más allá, porque es imperecedero y fructífero.

Tuve el privilegio de conocerle, aunque no lo traté a fondo, en encuentros amistosos y de familia en mi propia casa, en la calle de Montaña, el mismo nombre de la calle donde él nació, aunque situada en Jalisco. ¡Que maravillosa coincidencia!.

Era impresionante escuchar su palabra fluida, sabia y reveladora. Un saber universal, contenido en su memoria privilegiada con infinidad de libros y autores de todas las épocas. Así también, leer su obra, tan magistralmente escrita y llena de ingenio, humor creatividad, sorpresa e ironía, nos conduce por caminos promisorios.

Qué decir en fin de esa vida tan apasionante que por igual transitó por los oficios de la encuadernación que de la actuación en el mismísimo teatro francés, a la vez que su versatilidad en tanto conocedor profundo del ajedrez, el tenis, la moda e innumerables temas.

Hoy, considero que el mejor y más disfrutable homenaje reside en leerle y hablar de él y de sus apariciones, bien sea en conferencias, talleres, presentaciones de libros o en sus diálogos fascinantes en la televisión. Y no vayamos tan lejos, pues en la Fonoteca Nacional, ubicada en Coyoacán, se resguardan 200 audio-cassettes donde podemos acercarnos a él de viva voz.

Y a la vez saborear también sus años de infancia y adolescencia, en su inmortal Zapotlán, hoy Ciudad Guzmán, pues como él decía: “Un pueblo de tan Grande que nos la hicieron ciudad”.

Inolvidables son sus cuentos y me resulta difícil escoger algunos, aunque destacó los que primero vienen a mi mente como “Para entrar en el jardín (contado como si se tratara de una receta de cocina); “En verdad os digo” (que conlleva un toque irónico tan característico, de él, en este caso, como si se tratará de un ajuste simbólico entre ricos y pobres; “El guardagujas” de fantástico y surrealista contenido, así como la magia que sigue a lo largo de sus libros: Varía invención, Confabulario o Palíndroma, sin olvidar Bestiario y su fabulación deslumbrante en entorno a la fauna.

Recrearnos entonces en sus textos su palabra, vida, recuerdos, anécdotas y saberes múltiples, es una asignatura indispensable para nuestro acervo educativo y cultural, que adicionalmente siempre nos brindará felicidad.

Arreola vive…, ¡sí!, entre todos nosotros

 

Página web:

http://www.marthachapa.mx

 

Sala-Museo Martha Chapa:

http://www.dgb.uanl.mx/bibliotecas/burrf/salamuseomarthachapa/

 

Facebook: Martha Chapa Benavides

Twitter: @martha_chapa

Vistas: 21

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2018   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio