Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Es normal que algunos días nuestro estado de ánimo se encuentre bajo y otros que estén llenos de optimismo.   Estresores como el trabajo en exceso, tráfico, problemas familiares o tensiones de la vida diaria nos hacen sentirnos decaídos y pesimistas.Es normal que algunos días nuestro estado de ánimo se encuentre bajo y otros que estén llenos de optimismo.   Estresores como el trabajo en exceso, tráfico, problemas familiares o tensiones de la vida diaria nos hacen sentirnos decaídos y pesimistas.
La depresión es un trastorno mental frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración.
La depresión puede llegar a hacerse crónica o recurrente, y dificultar sensiblemente el desempeño en el trabajo o la escuela y la capacidad para afrontar la vida diaria. En su forma más grave, puede conducir al suicidio. 
Si es leve, se puede tratar sin necesidad de medicamentos, pero cuando tiene carácter moderado o grave se pueden necesitar medicamentos y psicoterapia profesional.
La depresión es un trastorno que se puede diagnosticar de forma fiable y que puede ser tratado por no especialistas en el ámbito de la atención primaria.
Es muy importante detectar una depresión a tiempo, por lo que te invito a contestar las siguientes preguntas honestamente para detectar si lo que tú sientes es tristeza o depresión.
La respuesta es un SI o un NO.
- ¿Te sientes triste la mayor parte del tiempo?- ¿Te sientes triste, ansioso, o tienes sentimiento de vacío permanente?- ¿Tienes sentimientos de culpa, no le encuentras sentido a tu vida, o estás desesperado-a?- Tienes problemas para concentrarte, memorizar o tomar decisiones?- ¿Te sientes cansado, débil o sin energía?- ¿Tienes problemas para dormir, padeces de insomnio o te das cuenta de que estás durmiendo demasiado?- ¿Has perdido el apetito y el interés en comer o, por el contrario, encuentras que estás comiendo todo el tiempo?- ¿Te sientes irritada o desesperada?- ¿Tienes dolores y sufrimientos que no se alivian por más que lo has intentado?- ¿Has perdido interés en actividades que antes disfrutabas, incluyendo el sexo?- ¿Tienes sentimientos de culpa, desespero, abandono, pesimismo o desesperanza?- ¿Tienes pensamientos suicidas o de muerte?
Son doce las preguntas que he mencionado, si tienes cinco o más respuestas afirmativas, si los síntomas ya están afectando tu vida diaria, pide de inmediato una cita con un médico especialista.
La primera vez que tu doctor utiliza la palabra depresión es muy probable que te sientas como si te hubiese pasado por encima un camión.   Intentará aclararte y explicarte algunos aspectos de tu dolencia. 
La forma de empezar a combatir esta enfermedad es aceptar la depresión como la causa de tus problemas relacionados con tu estado de ánimo.
Hazte a tu mismo la promesa de llevar a cabo todo lo que esté a tu alcance para encontrar las personas, las terapias y los recursos que más contribuyan a tu recuperación.
Además del tratamiento de tu médico, hay mucho que tu puedes hacer.   Comparto contigo algunos consejos prácticos que pueden ayudar a combatir la depresión:
- Alábate a ti mismo:  realiza una grabación personal con las cosas que haces bien y te gustan.   Escúchala mientras manejas, haces ejercicio o realizas labores en tu casa.- Ayuda a los demás y te ayudarás a ti mismo:  haz una lista de aquellos amigos que podrían necesitar de tu ayuda, y acércate a ellos.
- Analiza tus temores:  cuando aparezca un temor, reconócelo y analízalo, y decide como afrontarlos.- Perdona:  prepara una lista de gente  (incluido tu) a la que tienes que perdonarle algo, y decide que hacer.
- Haz que la música eleve tu ánimo:  apréndete la letra de las tres canciones que más te gustan, y cántales por lo menos una vez al día. 
- ¡Haz algo!: prepara una lista de actividades que te distraigan y te saquen de las garras de la depresión, cualquier actividad que te guste y que te haga moverte.
- Mantente en forma:  elige un programa de ejercicios que sea adecuado a tu constitución física.
- ¡Nunca te des por vencido!: lee sobre la depresión, cambia impresiones con otras personas y procura conocer las ramificaciones de la enfermedad contra la que estás luchando.  
- Espera días duros, pero recuérdate a ti mismo que muchas veces tu eres más duro que esta enfermedad.
Lucía Legorreta de Cervantes Presidenta Nacional de CEFIM, Centro de Estudios y Formación Integral de la Mujer. cervantes.lucia@gmail.com www.lucialegorreta.com. ;  Facebook:  Lucia Legorreta

Vistas: 85

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio