Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

En la cultura popular "hacer un drama"es montar una escena llena de reclamos y desborde emocional. Sin embargo, también puedes tener adicción al drama si te sientes víctima de las circunstancias, te enfrascas en discusiones repetitivas sin resoluciones, o bien, si la forma en que manejas tus emociones te perjudica más de lo que te beneficia.

 

¿Tienes discusiones predecibles? Es decir, que te envuelves en escenas dónde ya sabes qué sigue puesto que has vivido muchas veces la misma situación, inclusive pueden existir temas en particular que desencadenan estas situaciones repetitivas, podrían ser generadas por cuestiones de dinero, de puntualidad o por desconfianza y celos. El punto es, que ya sabes quién va a reaccionar de forma desbordada, quién se ofende, quién cede, quién se evade, quién usará chantaje emocional, o bien quién va evitar responder a lo que se le pregunta a través de explotar en su expresión de enojo de forma más intensa que su interlocutor.

 

"La Adicción al Drama es la inhabilidad de crear escenas con nuevas posibilidades de resolución".
tomado del libro "Relaciónate Sin Drama con tu Pareja"

 

Desde que somos niños vamos percibiendo y capturando en nuestra memoria, escenas que se desarrollaban en nuestro entorno familiar y social, así como las situaciones que se presentaban en los programas de televisión. De tal forma, vamos creando un registro de cómo reaccionar ante ciertos temas o como conducirnos al experimentar determinadas emociones; es decir, que vamos definiendo cómo se debe "actuar" según los parámetros de nuestra propia cultura.

 

Estas actuaciones son automatizadas por nuestro cerebro, así como otras miles de operaciones mentales que hacemos sin darnos cuenta; de tal forma que solemos reaccionar ante los estímulos por costumbre y repetición más que por la elección de conducirnos de una manera inteligente para obtener mejores resultados.

 

Por ejemplo, algunas personas han grabado dentro de sus posibles actuaciones ante el enojo y la frustración, conductas agresivas: hablando con un volumen de voz muy alto, rompiendo cosas, azotando puertas, utilizando frases hirientes y ofensivas, o bien, golpeando a los demás o haciéndose daño a sí mismos. Todas estas actuaciones exageradas son drama, y tal vez así hayamos visto reaccionar a nuestros familiares y asumimos que es lo "normal", sin embargo, estos dramas en un contexto más amplio que nuestro minúsculo círculo familiar, son sencillamente ineficaces, innecesarios e inaceptables para la convivencia en un grupo más diverso.

 

Tener adicción al drama significa tener una perspectiva rígida ante las situaciones y actuar de la misma forma obteniendo resultados similares, convirtiéndote en un personaje predecible, que no considera otros ángulos o puntos de vista, es decir, que no cuestionas tus propias reacciones ni tienes la costumbre de auto-observarte y preguntarte a ti mismo ¿estoy sobre-actuando lo que siento? ¿la forma en la que estoy actuando generará los resultados que verdaderamente deseo?

 

Existen un sinfín de posibilidades de reaccionar ante cualquier situación o cualquier emoción, es a través de reconsiderar los elementos de una escena y observar a otras personas manejar sus emociones, que puedes aprender o desarrollar nuevas formas de hacerlo, en algunas ocasiones lo harás por imitación y en otras, por asociación negativa, por ejemplo, descubrirás que hay sobre-actuaciones que se salen del contexto y resultan ridículas, entonces podrás decidir "yo no me quiero ver así".

 

Todas tus emociones son válidas, el enojo, frustración, inseguridad, tristeza, miedo, sin embargo, cómo te conduces con estas emociones puede no serte tan útil o constructivo para tus relaciones.

 

Libérate de las discusiones viciadas y la Adicción al Drama, atreviéndote a romper las escenas repetitivas con nuevas actuaciones, piensa ¿cuál sería mi reacción típica? Y escoge una opción diferente, esto obligará a los demás a salirse del "guión", dejar de conducirse en automático y reconsiderar la escena para responder. Los posibles resultados son incontables, y algunos de ellos pueden no asemejarse a tus expectativas o bien, parecerte peores que los resultados conocidos, sin embargo, no desistas y utiliza tu creatividad para estimular las escenas con nuevos elementos, hasta lograr resultados constructivos en tu vida.

 Por Nuria Suárez

 

Vistas: 251

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

DA CLICK A LA IMAGEN

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio