Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

La mayoría de las veces en el mundo profesional, las personas no actúan con intención de impactar negativamente. Si en algún momento sus acciones se malinterpretan, en la mayoría de las cosas, no es con motivo. El tema es que las personas no tienen acceso a tus buenas intenciones y todo tu comportamiento y cómo reaccionas puede ser interpretado en tu contra.

Recuerda que cuando alguien malinterpreta lo que dices porque lo siente muy directo o muy agresivo, seguramente es porque así lo estás proyectando.  En lugar de sentirte agredido/a porque no te captaron tu intención, haz conciencia si es algo que se puede modular.

Sobre todo en las mujeres que somos muy directas, puede ser un campo a mejorar. Recuerdo que cuando llegué de Torreón hace muchos años, para trabajar en el medio financiero, mi acento era muy golpeado. Cuando hablaba, sobre todo por teléfono, las personas me preguntaban si no estaba enojada. Fue entonces que de manera inconsciente y con intención, empecé a modular mi tono de voz. Esto ayudó  para que lo que decía no se sintiera como si estuviera enojada.

Aunque no es magia, es algo que se puede trabajar.  Te quiero compartir algunos tips que pueden influir en que tu comunicación sea más asertiva, que siga teniendo impacto y que quizá no se sienta mal intencionada.

Tips para comunicar asertivamente

  1. Tomate unos  segundos para contestar ante un diálogo, sobre todo cuando puede sonar reactivo. Si en una junta alguien está comentando algo de lo que no estás de acuerdo, da unos segundos para intervenir. Asegúrate que tu tono de voz sea el correcto. Ese espacio puede hacer que fluya mejor la conversación y que no se perciba como reactivo, a la defensiva o muy abrupto.
  2. Cuida la forma en cómo intervienes en una discusión. A veces el cerebro nos delata y estamos escuchando nuestra mente que está negativa ante un comentario. La primer palabra con la que respondemos lo refleja. Les pongo un ejemplo:  “No, el tema es el siguiente…”   Si por el contrario empiezas de forma positiva,  creas una energía de cohesión entre los participantes.  Puedes usar “Gracias por tu comentario, yo difiero de esa sugerencia y tengo otra opción”,

  3. Habla pausado y calmado. Cuando te aceleras demasiado tus palabras pueden sentirse atropelladas e invasivas. Si guardas la calma, sin correr prisas, siendo breve pero relajado, tus comentarios podrán ser mejor recibidos.
  4. Evita hacer una cadena de contestaciones. Sobre todo  evita esto cuando no se ha entendido tu mensaje, y quieres continuar la discusión para lograr que quede claro. Esto puede sonar a necedad y puede influir en la forma en cómo perciben tu reacción. Evita engancharte. Procura dejar que otros hablen. Permite que se expresen y entonces si realmente es relevante contribuir, intenta participar. En ocasiones, cuando te tomaste tiempo para reflexionar, te das cuenta que ya no es necesario que aportes más información.
  5. Trabaja en hacer ejercicios de meditación antes de eventos dónde sea posible que se ponga intensa la discusión. Ir con una mente relajada, pensando en lo bueno que tienes y saber que no es personal, permite que tus reacciones sean más sutiles. Inténtalo y vas a ir notando la diferencia.

Recuerda

Controlar lo que dices, cómo lo dices, habla de tu inteligencia emocional y de cómo te relacionas con otros para influir positivamente.  Sobre todo en las mujeres, donde en ocasiones ser directa puedes ser interpretado como agresivo.

Vistas: 197

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de Ale Marroquín el viernes

Gracias Carmen! Saludos igual para ti!.

Comentario de carmen maldonado el viernes

Excelente tema, es importante tener una comunicación adecuada y inclusiva , saludos

Twitter

© 2018   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio