LA VALENTÍA DE VOLVER A EMPEZAR.

 “La fe es dar el primer paso,  incluso cuando todavía no se ve toda la escalera." Martin Luther King.

¿Qué harías diferente si pudieras empezar de nuevo? Fue la pregunta que se convirtió en el centro de una amena conversación al compartir recientemente un café con una gran amiga, café para calentar el alma en vísperas del invierno. Entre lecciones aprendidas a partir de sueños y corazones rotos, aunado a los constantes desafíos de la vida, reflexionamos también acerca de cómo después de la pandemia estamos aprendiendo a navegar en tiempos cada vez más inciertos y aunque no se puede retroceder el tiempo, siempre puedes hacer algo para cambiar tu situación cada vez que sea necesario. La vida nos coloca tantas veces al borde del abismo que en ocasiones piensas que todo ha terminado, una vez que juegas todas las cartas y resulta que se han agotado, entonces crees que no existen nuevos caminos. Sin duda, somos criaturas de hábitos y caminar hacia lo incierto puede ser muy desafiante, inquietante e incluso aterrador.

En ese punto donde tus fuerzas se agitan, tu mente se nubla de tantas incógnitas por los golpes que no alcanzas a comprender y terminas sumergiéndote en tus lágrimas ante el terror de enfrentarte a lo desconocido al salir de tu zona de confort; el cambio llega, se hace inevitable y viene acompañado de la gran incógnita: ¿Qué debo hacer con mi vida ahora? Y en este sentido, no tienes que analizar todo, o culparte por tus errores, todos hemos fallado y así tenía que ser para nuestra evolución y crecimiento, también puede tratarse de empezar a tomar mejores decisiones, ya que, la respuesta a tal pregunta te ofrece el regalo de pararte en la brecha de la posibilidad de conectar con la magia de los nuevos comienzos para dejar ir o abrazar las oportunidades que la vida te presenta, aunque no puedas elegir como sucederán las cosas. Como dice Matt Haig: “A menudo nos animamos a ver la vida como una continua subida cuesta arriba. Hablamos de escaleras sin siquiera pensar, escaleras de carrera, escaleras de propiedad, sobre estar en el peldaño más alto de la escalera, o el último peldaño de la escalera. Hablamos de subir la escalera, el problema con las escaleras es que no te dan espacio para moverte, sólo espacio para caer”.

 

10889732860?profile=RESIZE_584x

Mi primer paso fue dejar atrás lo que no funcionaba y reevaluar si mi país natal (Venezuela) era el lugar adecuado para vivir una vida equilibrada, tal reflexión me llevó a decidir cambiar de país, con mis miedos a flor de piel. En mi ser tenía la certeza de un mejor comienzo, más en sintonía con mi esencia y realmente todo ha resultado mucho mejor de lo esperado aunque los primeros días estuvieron  impregnados de un torbellino de emociones, no existe el más leve arrepentimiento de mi decisión, ahora ¡Europa me abraza! Y aquí seguiré creciendo.

En mi presente hay una verdad absoluta: La sensación de pérdida por lo que fue y la incertidumbre por lo que está por venir es muy latente, todo se siente diferente, hasta el sabor del café y no tienes más remedio que aprender a estar presente, tener coraje para nunca desistir. Cuando una persona es valiente, logra vencer sus temores, dudas y actúa con firmeza y decisión. Todos experimentan y reaccionan a las transiciones de manera distinta, la buena noticia es que la sensación de miedo a lo desconocido es temporal y me gustaría decirte que siempre puedes seguir a pesar de la tormenta, cuando sientes que todo se ha perdido, superas una prueba y viene una más fuerte, una vez más vuelves a caer, pero en ese preciso instante haz un alto y mira la persona en el espejo para decirle: ¡Tú puedes, no te detengas, no desmayes, tienes la valentía de volver a empezar! Siempre puedes contar contigo y si cuentas con alguien más, eres una persona afortunada.

Son estas situaciones las que nos conducen a los "reinicios psicológicos", como lo describe el podcast de Freakonomics, los cuales pueden ocurrir en cualquier momento, como una nueva semana, tu cumpleaños, propósitos de fin de año, entre otros. Ese reinicio se trata de momentos en el que renuevas tu mindset, adoptas una nueva mentalidad o comienzas un nuevo hábito, como un nuevo trabajo, leer más libros durante el año, hacer un viaje, etc. En mi caso, cambiar de entorno ha dado play a este reinicio psicológico, donde estoy inspirada a mirar la vida desde una perspectiva más tranquila, real, auténtica, enfocada en mi felicidad, con un propósito de vida o ikigai claramente definido. Hoy la palabra bienestar está en el centro de mis decisiones.

Un buen día llega otra oportunidad, un vestigio de esperanza que te deja sin palabras para poder expresar toda la gratitud que puedes sentir cuando te conectas a la magia de la vida y reflexiono: ¿Cómo atrapar un instante? ¿Cómo envolver un momento en un mágico papel de regalo hecho de la grandeza del amor de Dios que está en cada uno de nosotros? La respuesta es simple: Vive cada segundo con la certeza de que la vida es un viaje muy breve y solo tienes una oportunidad para vivirlo a tu manera, abrazando los nuevos comienzos, sonriendo a los malos momentos, teniendo la valentía de saltar sobre tus miedos para encontrarte con mejores posibilidades que siempre te han estado esperando, entonces así descubres que eres más grande que tus miedos.

¿Qué te detiene para ir más allá de tus miedos? ¿Quieres escribir una mejor historia sobre tu vida? Nunca pierdas la fe y ten la valentía de encontrar bendiciones en tu propio perdón, en tus más profundos dolores y fracasos. Todo puede resultar extraordinario porque tú eres una persona maravillosa y resiliente, de alguna manera todos lo somos, a fin de cuentas, resulta que quizá todo lo que necesitas es precisamente perderte para volver a encontrarte, solo necesitas creer en ti, saber de dónde vienes y hacia dónde vas.

Nos encontramos en un viaje para crear una mejor versión de nosotros mismos, donde no hay espacio para la queja sino para la acción. En tu presente el reloj marca la hora de nuevas alturas, un llamado a vivir en paz y plenitud, con una mentalidad de abundancia y prosperidad para saber apreciar y saborear los grandes, pequeños y más simples momentos con lentes de gratitud. Empezar de nuevo no tiene porque ser difícil, puede resultar emocionante descubrir tu nuevo yo.

En realidad, nunca pierdes todo, las lecciones de tu pasado te han brindado experiencia y te han llevado a donde estas hoy, entonces siempre ganas si así decides verlo. El pasado es un maestro, al fin y al cabo, no se trata de irte o quedarte en un lugar, se trata de aprender a volver a ti. En palabras de F. Scott Fitzgerald: “Nunca es demasiado tarde para convertirte en quien quieres ser. Espero que vivas una vida de la que estés orgulloso y si descubres que no, espero que tengas la fuerza para comenzar de nuevo.”

Confiar en Dios es mirar hacia adelante, el poder está en tu próximo movimiento y todos merecemos una nueva oportunidad. Sea lo que sea, haz que suceda. La valentía de volver a empezar es simplemente un acto de fe.

POSDATA: Para profundizar más en temas de crecimiento personal para mujeres resilientes, te invito a leer el libro de mi autoría: UNA MUJER AL OTRO LADO DEL MIEDO, disponible en amazon.

Mayerlin Romero.

Escritora.

@soy.mayer

Enviadme un correo electrónico cuando las personas hayan dejado sus comentarios –

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Join Retos Femeninos