Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

VIVIR ENDEUDADA PUEDE SER UN ESTILO DE VIDA Y PUEDES CAMBIARLO

Desde hace dos semanas he seguido un régimen alimenticio keto y honestamente me siento ¡de maravilla!

Como tu sabes, desde niña estudié ballet clásico y una constante en mi vida, desde que tengo 11 años, es cuidar mi peso. 

Hasta los 32 años hice dietas de todas hasta que llegué con una nutrióloga que me enseñó algo que yo no sabía: como equilibrar la ingesta de carbohidratos y azúcares vs. las grasas. Durante más de 12 años me había controlado súper bien hasta que ahora comencé a sentirme inflamada y con otros trastornos que me llevaron a iniciar una dieta keto, es decir, nada de carbohidratos, lácteos ni azúcares.

Durante años había ingerido aguacate, tocino, chorizo, chicharrón y mayonesa a cuenta gotas por su alto contenido en grasas. Hoy estoy fascinada de poder comerlos y me siento muy bien. He disminuido 6 centímetros de cintura en dos semanas y muchos de mis trastornos digestivos han disminuido considerablemente. Me he puesto como meta 8 semanas imbuida al 100% en este régimen y al finalizarlo veré mis niveles de sangre y todos los indicadores químicos para ver como estoy y elegir si permanezco con el régimen keto como un estilo de vida de ahora en adelante.

Y me preguntarás... ¿qué tiene que ver tu régimen alimenticio con vivir endeudada?

Ambos son un estilo de vida que de manera consciente o inconsciente has elegido y que puedes cambiar en el momento que tu lo decidas instaurando uno nuevo.

Todo comienza con la primera vez: la primera vez que comes inadecuadamente, el primer cigarro, la primera copa o cerveza, la primera vez que pides un crédito o incurres en una deuda.

Se trata de la primera vez que pasas, de estar de un estado libre de endeudamiento a un estado con un endeudamiento y un compromiso financiero.

Cada vez es más fácil que tu cambies de un estado a otro por las múltiples opciones que existen en las tiendas, en los bancos y en las aplicaciones móviles para tener acceso a todas esas cosas que quieres (o que no quieres) con tan sólo un clic o con el poder de tu tarjeta de crédito o la posibilidad de los pagos chiquitos.

Tu, en estos tiempos,  puedes salir de tu casa al cine y si se atraviesa una tienda y compras algo a crédito tu puedes regresas por la noche ya con una parte de tus ingresos futuros comprometidos en pagar una deuda.

Como ya lo hemos visto en artículos anteriores, contraer deudas no es malo per-sé sino depende del uso y objetivo que tengas sobre ese producto o servicio que estás adquiriendo. Pero este artículo quiero enfocarlo a un aspecto que pasa desapercibido para la mayoría de las personas que tienen créditos y es: se acostumbran a ellos y se acostumbran a vivir en un estado o en un estilo de vida de endeudamiento.

Son personas que posiblemente tienen un crédito de auto o de casa y además algunos meses sin intereses en la tarjeta de crédito y posiblemente le deben a la amiga que vende los perfumes y la ropa y en cuanto están por terminar una deuda ya se sienten (de manera inconsciente) que ya van a tener un dinero libre para comprar algo más a crédito y destinar ese dinero a una nueva deuda.

¿Te ha pasado? ¿Te identificas con este estilo de vida? ¿Siempre vives en un estado de deberle siempre e alguien?

Esto es un estilo de vida igual que un estilo de vida de comer lácteos o carbohidratos o grasas. Estás acostumbrados a ellos y tu cuerpo también, así como tu cartera está acostumbrada a pagar una deuda por aquí y una deuda por allá.

¿Qué puedes hacer entonces para detener el vivir endeudada y cambiar de estilo de vida?

1.- Haz una lista de todas tus deudas por columnas indicando en la columna número 1 a quién le debes, en la 2 cuánto le debes, en la columna 3 cuánto le estás pagando al mes, en la columna 4 divide el monto que le debes (lo pusiste en la columna 2) entre cuánto estás pagando al mes (lo pusiste en la columna 3)

2.- Elige comenzar a pagar primero; existen varios sistemas, uno es de la deuda más pequeña a la deuda más grande o bien, de la deuda que tiene una tasa de interés más alta a la más pequeña.

3.- Decide y elige un estilo de vida libre de deudas y deja de contraer nuevas deudas.

4.- Cada vez que liquides una deuda, dirige ese dinero íntegro a pagar la siguiente deuda. Cuando hayas liquidado la segunda, dirige todo el dinero que destinabas a pagar la primera y la segunda deuda a liquidar la tercera y de esta manera estarás en un plan acelerado para salir de tus deudas.

5.- Actúa con disciplina, constancia y perseverancia y visualízate llegando al momento en que hayas liquidado todas tus deudas y tengas dinero sobrante que podrás destinar a invertir.

De verdad te lo digo, mucha gente vive endeudada porque así ha vivido los últimos 3, 5, 10 ó 20 años y es lo más normal para ellas. Terminan una deuda y se embarcan en otra de forma automática. Ha sido su estilo de vida igual que comer lácteos desde que eran niñas pero en el momento que tú lo decidas puedes cambiar este estilo de vida y elegir uno libre de lácteos igual que puedes elegir conscientemente "ya no quiero vivir con deudas y voy e terminar con ellas".

Cuando lo hagas, y pases el proceso de liquidar las deudas y te encuentres nuevamente en un estado en donde tu dinero es tuyo y no se lo debes a nadie tendrás un flujo de dinero positivo, es decir, el dinero te sobrará y entonces podrás pasar al círculo virtuoso del dinero para invertirlo y hacer más dinero con tu dinero.

Te aseguro que será un estilo de vida que querrás por siempre y ya no te verás a ti misma viviendo las penurias del endeudamiento tal y como yo ya no me veo con el vientre inflamado y si para ello debo dejar la leche, lo hago muy feliz.

Recuerda que vivir endeudada es sacrificar tus ingresos futuros para pagarle a alguien y además, normalmente le estás pagando un sobre-costo que son los intereses. Es dinero que ya no es para ti y tus sueños sino para los sueños de alguien más. Decide no acudir a las deudas como una forma de vida. Se saludable financieramente.

En 6 semanas (ya llevo 2) te contaré como me siento y como se vio reflejado en mi peso y mis medidas vivir en un estilo de vida keto y lo más importante, cómo se ve reflejado en mis niveles de sangre para entonces decidir si lo adoptaré como un estilo de vida permanente o no. Mientras tanto... ¡a salir de deudas!

Recuerda que Mujer Impulsa Tu Riqueza es un Programa abierto a todas y tiene versiones presenciales y on line. Nuestros Programas brindan un espacio terapéutico y confiable, de apoyo, para hablar de cualquier situación personal y también  de tu dinero, tus emociones y relaciones familiares.  En Ciudad de México llama al 54 89 69 09 y escribe a impulsaturiqueza@gmail.com

Puedes pedir informes en impulsaturiqueza@gmail.com y te invito a que descargues el REGALO que tengo para ti dando clic aquí y obtén tu Check List para tu Seguridad Financiera. 

Te envío un abrazo grande y por favor, ten presente que  EL SISTEMA DE MERCADOTECNIA EN EL QUE VIVIMOS TE LLEVA A REALIZAR COMPRAS A TRAVÉS DE DEUDAS. SE UNA MUJER INTELIGENTE Y EN AUTO-CONTROL  QUE NO CAIGA FÁCILMENTE EN ESE ESTILO DE VIDA Y ELIGE EL CIRCULO VIRTUOSO DEL DINERO EN DONDE TE CONVIERTES EN UNA MUJER INVERSIONISTA Y NO EN UNA MUJER DEUDORA. 

Te abrazo, Beatriz.

Sígueme en Facebook en: @BeatrizMancillaImpulsaTuRiqueza

Youtube Beatriz Mancilla

Youtube Beatriz Mancilla ExperTV

Busca mi programa de televisión en Youtube a través de ExperTV "El Canal de los Expertos" como Beatriz Mancilla ExperTV Mira aquí el inicio de Mujer Impulsa Tu Riqueza

 

Mira más artículos súper útiles y completamente gratis en www.BeatrizMancilla.com y únete a la LISTA PREFERENTE dando clic aquí para recibir tu Check list para tu Seguridad Financiera y también la Guía de los 5 Pasos para tu Transformación Financiera.

Vistas: 131

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos


DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio