Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

¡TODAS SE CASAN, MENOS YO!... Y CÓMO CAMBIARLO

He de confesar que durante varios años envidiaba a las que se casaban. Odiaba pensar que otras podían ser felices y yo no.  Que podían encontrar el amor y que además, quisieran estar al lado de ellas por el resto de sus vidas... ¿Qué tenía yo de malo, que nadie me proponía matrimonio? Yo tan buena, tan entregada y todas esas cosas que tu ya sabes.

 

La verdad es que, aunque fueran mis amigas, no me alegraba por ellas. ¡Ya sé! Que horrible ¿verdad? Me avergüenza decirlo, pero en realidad así era. ¿Te ha pasado a ti? Estoy segura de que por lo menos una vez sí.

 

Otra de las cosas que me pasaban en las bodas cuando era soltera es que me ponía triste, tomaba y lloraba….también muy mal. De acordarme me río de lo que hacía, pero en el buen sentido. También criticaba y me comparaba con las que les pedían matrimonio, pensaba que yo era mejor que ellas, y les buscaba todos sus errores en mi mente y veía todas mis cualidades, para terminar sintiéndome muy mal, porque si fuera tan buena, no seguiría soltera.

 

Y por último, si lograba tener una pareja, lo presionaba con el tema del matrimonio, obviamente siempre se alejaban.

 

En fin, ese era mi escenario por varios años. Tenía trabajo, viajaba, tenía carro, tenía una linda familia que me amaba, pero siempre había algo me faltaba, el amor de pareja. Un amor bueno, el que aparece en las películas con todo y boda. ¿Alguna vez te has sentido así, incompleta?

 

Sin embargo, hay una esperanza. ¡Si puedes lograr casarte y en poco tiempo!, ¡Yo lo he logrado!, solo es necesario que conozcas los errores que te mantienen soltera y cómo cambiarlos para llegar al altar. ¿Lista? ¡Empezamos!

 

 

ERROR N.1 “La envidia”

 

Sé que es difícil dejar de desear lo que otra tiene, pero hay una diferencia entre desear y envidiar. Cuando envidiamos a una mujer porque es feliz en el amor, no sólo le mandamos mala vibra que eso de entrada, es feo. Por eso la envidia forma parte de los pecados capitales, independientemente de si eres creyente en Dios, eso de tener un sentimiento negativo hacia otra persona no es bueno porque te hace sentir mal. Además de que te hace sentir mal, te ESTANCA en la soltería. Pues estás mandando un mensaje al universo que no estás en armonía con el amor, que no quieres el amor, que no eres feliz y el universo o Dios (como desees llamarle) te dará más de lo que tienes, pues no te ve la energía de lo contrario. Lamentablemente, así funcionan las cosas.

 

¿Cómo cambiarlo?

Por más que te cueste trabajo, empieza a bendecir a todas las mujeres felizmente casadas, a todas las parejas felices, al amor de pareja.

 

Cada que veas o recuerdes a una mujer que logró la relación de amor que deseas, bendícela en tu mente, y di: “Estoy lista para eso, esto lista para el amor. ¡Gracias!”

 

ERROR N.2 “Compararte”

 

Compararte con las mujeres que lograron el amor es cansado y muy engañoso, porque en realidad jamás podrás saber exactamente qué es lo que ha hecho esa persona para llegar a el punto de amor que se encuentra. Seguramente ya sufrió mucho, tal vez tuvo varias decepciones, varios aprendizajes, tal vez ya trabajó en sí misma, etc. Cualquiera que sea su situación, no eres mejor ni peor que ella. Simplemente están en momentos diferentes. Además, el hecho que esté en pareja no quiere decir que realmente sea feliz, no sabes lo que realmente está viviendo. Hay miles de parejas que aparentan ser muy felices, pero no lo son.

 

En resumen, ninguna comparación es realmente válida porque todos somos diferentes, tenemos vidas diferentes y tenemos historias diferentes.

 

¿Cómo cambiarlo?

 

Enfócate en tu vida, en hacerla maravillosa y no pierdas tu energía en las demás personas. Si sientes que tienes áreas de tu vida en que trabajar, empieza a tomar acción para mejorar. Por ejemplo, si tienes un trabajo muy estresante, puedes tomar clases de yoga, ir al gym o hacer alguna actividad para sentirte relajada o incluso puedes buscar un trabajo que te apasiones y sientas que ir a trabajar en ello, es un placer.

 

Cuando empiezas a realizar cambios en tu vida, aunque sean pequeños, tu energía cambia y empiezas a atraer personas maravillosas, entre ellos por supuesto, mejores prospectos de pareja.

 

 

 ERROR N.3 “Desesperación”

 

Después de los 30’s es normal que la mayoría de las mujeres nos preocupamos por tener una pareja. Pues la mayoría deseamos casarnos y tener hijos, además del éxito profesional.  Deseamos tener al lado un compañero de vida para compartir éxitos, viajes y vejez. Pero si este no llega, empezamos a desesperarnos y a salir en muchas ocasiones con hombres que no son lo que verdaderamente deseamos. Empezamos a aceptar migajas de amor cuando nos merecemos el plato completo. Aceptamos cosas alguna vez criticamos en otras sobre todo por una cosa FALTA DE AMOR y SOLEDAD. Este es el error número uno de todas las mujeres solteras.

 

¿Cómo cambiarlo?

Busca actividades que realmente te hagan feliz todos los días y sobre todo, trabaja en tu AUTOESTIMA. Ámate, acéptate, cuídate y define que es exactamente lo que quieres en un hombre y sé firme por amor a ti en tu lista. Acepta hombres que realmente te hagan sentir bien, que te valoren y que te respeten. Pero sobre todo, empieza a respetarte en todas las áreas de tu vida, descansar por ejemplo es un respeto hacia ti misma.

 

Haz una lista en las formas que te puedas respetar, amar y valorar, y empieza a practicarlas. De esta forma estarás reforzando tu autoestima, podrás alejarte de la gente que no te aporta nada positivo y atraerás a personas que te valorarán como tú lo haces.  

 

ERROR N.4 “Víctima”

 

Seguir soltera a pesar de haber dado lo mejor de ti, obviamente pone triste a cualquiera. Pero eso no significa que seas realmente una víctima del amor.  Cuando nos va mal en el amor, nos encanta platicarle a los demás lo desgraciados que fueron con nosotras, lo mal que se portaron y terminamos saboreando el dolor con fotos, recuerdos, etc.

 

Pensar “pobrecita” de mí, no enamora a nadie.

Pensar que nadie nos quiere, no enamora a nadie.

Pensar que “todas se casan, menos yo”, no enamora a nadie. 

 

Por más linda que estés, por más buena persona que seas y por más que te quieras casar, si estás en plan de víctima, no vas a atraer a nadie. Y si atraes, será a un tipo de hombre que no es el que deseas, pues podrá aprovecharse de tu baja autoestima y manipularte.  

 

¿Cómo cambiarlo?

 

Primero deja de saborear tu dolor. Cada que veas o recuerdes cosas que te duelan acerca de tu soltería, imagina que estás casada y que tienes la vida que siempre has soñado. No importa que sea solo imaginación, recuerda que todo lo que ves, nació en un pensamiento. Haz tu mayor esfuerzo por pensarlo y SENTIRLO. Verás que hasta te divertirás.

 

Por último, sana tu pasado. Trabaja en ti misma. Hazte preguntas como: ¿Realmente creo que puedo lograrlo? ¿Me creo merecedora de un hombre maravilloso? ¿Me siento valiosa? ¿Qué tipo de hombres busco? ¿Cuál es mi patrón en el amor? ¿Me pasó algo de pequeña que me hace pensar que no merezco ser amada?

 

Si verdaderamente estás dispuesta a encontrar el amor y hacer todo para lograrlo, Yo te puedo ayudar a encontrar la raíz de tu problema, sanarlo, y hacer un plan para que tengas esa boda que siempre has soñado. Envíame un email a coachpaolavega@gmail.com con tu número de celular y país para contactarte, conocer tu caso y explicarte como te puedo ayudar.

 

Recuerda poner en práctica las herramientas que te he compartido, pues sin acción, es letra muerta.

 

Con amor, tu coach Paola Vega

 

 

 

 

Vistas: 222

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2018   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio