Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

¿Tienes dinero para pagar tu tratamiento de cáncer?

Durante este mes muchas de las conversaciones están enfocadas a la lucha contra el cáncer de mama. Todo el mundo habla de prevención y de conciencia sobre el cáncer femenino, bueno, hasta los edificios se iluminan de rosa; y es que el cáncer es una enfermedad devastadora. Detectarlo a tiempo otorga un mejor pronóstico en todos los casos pero y si no: ¿Estás preparada? Mi suegra falleció hace apenas dos años de cáncer en la boca por eso sé que padecer un cáncer es muy difícil para la familia pero sobre todo para el enfermo. Yo, a veces, creo que me voy a ir al infierno porque pienso que estas enfermedades terminales son una buena oportunidad para reevaluar la propia vida, para ordenar documentos, hacer testamento si no lo tienes y hacer lo que te falte por hacer. Porque te dan la oportunidad de enmendar errores con quien los tengas y hasta decirle a la gente que quieres, que la quieres. Digo que me voy a ir al infierno porque desde afuera, la gente piensa que me alegran estas situaciones y no. Lo que pasa es que soy una persona ultra práctica y que siempre trata de ver el lado positivo de las cosas. Pero en el fondo, lo cierto es que compartir los últimos meses de vida de alguien duele muchísimo. Duelen por la persona que se va, porque es horrible despedirse y duele también por las que aún nos quedamos. En el caso particular del cáncer, además de ser horrible para los enfermos y las familias, el costo económico de tratar de sanar la enfermedad es altísimo. Y como mi tema es hablar de dinero, pues voy a ese punto: pagar un tratamiento de cáncer es carísimo para el bolsillo y la esperanza. Lo triste es que la angustia se puede multiplicar al infinito si además de luchar con mantener la vida hay que estar persiguiendo la chuleta. Si no se tiene dinero suficiente para las medicinas, quimioterapias, sueros y demás gastos que hay que hacer. Con mi suegra, una bendición fue que no teníamos que preocuparnos por pagar lo que se necesitara para buscar su salud. Pero recuerdo que hubo que comprar medicamentos de $17,000 la dosis, otros de $5,000. Hubo que pagar hospitales, quimioterapias, varias transfusiones de sangre y al final, calmantes muy fuertes y muy caros para ayudarle con el dolor. ¿Qué hubiéramos hecho si no se pudieran pagar todos esos gastos? Yo pienso que tendríamos remordimientos de no haber intentado todo lo posible por ayudarla. Nos hubiéramos quedado con la espinita. Ella misma pagó mucho de lo que se necesitó gastar, a nivel médico, de los ahorros de su vida. Sus hermanos y sus hijos aportaron en la medida que cada uno pudo aportar: dinero y tiempo. Todos los recursos disponibles se consumieron junto con ella y perdió la lucha contra el cáncer el 8 de octubre de 2013. Pudimos estar con ella, decirle que la queríamos y compartir su despedida de esta vida. Seguro que nos volveremos a encontrar. Acompañar y pagar un tratamiento de cáncer es durísimo. No podemos saber si nos dará cáncer o no, lo que si podemos hacer es estar prevenidas. Podemos comer sano, hacer ejercicio, pensar saludablemente y hacernos check ups médicos con regularidad pero… y si nos diera cáncer, ¿con qué pagaríamos todo el tratamiento? ¿Podríamos intentar sanar? o ya nos sentiríamos condenadas porque no se tiene un seguro de gastos médicos o los recursos para pagarlo de nuestro bolsillo. ¿Tienes dinero para pagar tu tratamiento de cáncer? Lo malo es que no solo el cáncer es una enfermedad cara, también lo puede ser la diabetes o cualquier otra enfermedad crónica. ¿Tienes para pagar tus gastos médicos? Lo mejor es estar aseguradas y además tener un fondo para situaciones médicas. Los seguros son de gran ayuda pero no pagan absolutamente todo. Por eso, tienes que estar súper bien informada de lo que contratas y con los apoyos con los que cuentas. A veces las aseguradoras te cubre hasta cierta cantidad y el resto tienes que pagarlo tú. ¿Tienes dinero? ¿Tu esposo tiene dinero? ¿Tus hijos? Nada como prevenir, enfermarse cuesta muy caro. Ten un seguro, si. Conoce bien las condiciones. Pero lo mejor de todo es ser lo más sanos posibles, comer súper bien, dormir, hacer ejercicio, tirar toda la basura que viva en nuestra mente y corazón y ahorrar. Si tienes la tentación de pensar: “A mi no me va a pasar...” pero tienes mala suerte y te enfermas puedes usar tus propios recursos y apoyarte con los seguros que tengas contratados. Si no te pasa, que es lo que yo deseo para mi y para todos, de todo corazón pues te gastas todo tu ahorro en un viaje delicioso, o heredas a tus hijos súper bien, o lo donas para mujeres que no puedan pagar sus tratamientos pero ahorra para estar protegida tú. Si no sabes cómo ni en dónde hacer estos fondos de emergencia y salud, contáctame. Hagamos una cita y platiquemos de tus planes, metas y miedos financieros. Te ayudamos a cuidar y hacer crecer tu dinero con instrumentos y blindajes concretos y específicos para ti. Y como siempre, críticas, comentarios, opiniones, sugerencias o quejas... ¡Bienvenidas! Me ayudan mucho a crecer, así que gracias.

A tus órdenes hoy y siempre.

Marijó

__

Lic.María José Codesal

Asesoría hipotecaria y finanzas personales

Twitter: @MarijoCodesal

Vistas: 158

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos


DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio