Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

En esta metáfora vemos la vida como un viaje en tren, donde hay un inicio y un final del trayecto, que son el nacer y el morir. Como viajero que soy en el tren de la vida, procuro disfrutar de cada momento presente con intensidad, apreciar constantemente a mis compañeros de viaje y compartir con ellos todas las cosas hermosas de la vida, como el amor, la alegría o la sabiduría. Sin embargo el viajero nunca olvida que su viaje tiene un destino final, en el cual tendrá que bajarse del tren. Si durante mi vida he desarrollado mi conciencia espiritual, comprenderé en el momento que abandone el tren no es un adiós para siempre, sino tan solo un "hasta la vista", ya que tendré la claridad y comprensión que todos somos almas inmortales y eternas, y nuestro viaje continuará en otros trenes, en otras vidas, con otros compañeros de viaje o con los mismos, en el ciclo eterno de la vida.

Vistas: 58

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2017   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio