Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Estás en tus 20’s o empezando tus 30’s. Sufres de ansiedad constante por la incertidumbre que hay en este momento de tu vida. No entiendes si eres adulto o si sigues siendo una niña, quieres estabilidad económica pero no quieres un trabajo que no te apasione, quieres la libertad de ser independiente pero sin las responsabilidades que esto implica.

Entras en pánico cada tercer día porque gastas lo que no ganas y piensas que escogiste la carrera equivocada porque no sabes a dónde vas.

Si alguna de estas cosas aplican a ti, bienvenida al club. Saluda a tu quarter life crisis. Haz las paces con ella, porque no se va a ir a ningún lado. Es la etapa en que te cuestionas absolutamente todo por la ansiedad que te provoca entrar al mundo adulto.

La escena es como sigue: te despiertas un día y tienes una opinión muy diferente a la que tenías ayer, analizas lo que has logrado, lo que no (especialmente lo que no) y recuerdas todas esas cosas que pensabas que ibas a lograr cuando tuvieras la edad que tienes hoy. Todas esas cosas que “ya no hiciste”. Arrepentirte no sirve de nada, y si en realidad son cosas que quieres hacer, HÁZLAS! Nunca es demasiado tarde para estudiar, tomar un curso, hablarle a alguien, ir de viaje, lo que sea.

Estás empezando tu vida, por eso todavía tienes todo el tiempo del mundo para lograr tus metas y perseguir tus sueños. Para tu tranquilidad la edad promedio de un ser humano es de 80 años, ósea que respira… tienes tiempo.

Mucha gente reacciona a esta crisis de manera impulsiva: “¡Me caso!”, “Me voy a viajar a la India hasta que me encuentre!”, “Voy a donar todo a una fundación”, “Voy a raparme y empezar una banda de rock”, “¡Me voy a embarazar sola!”. A veces darnos cuenta de que el tiempo está pasando nos lleva a tomar decisiones impulsivas por miedo a que nos quedemos atrás en el “plan de vida”. Este es el peor error porque no hay un “plan de vida”. Si fuera tan fácil como seguir los pasos de un manual, todos lo haríamos (y seria un mundo increíblemente aburrido).

En las nuevas generaciones esta crisis es más dramática por muchas razones: Hay industrias y carreras nuevas todos los días, lo que multiplica la incertidumbre de qué quieres hacer. Las redes sociales se vuelven una tortura de comparación con otras personas, una competencia para ver quien tiene más claridad en su vida y quién lo tiene todo resuelto. ¿Te digo quién? NADIE. Ni la persona con 25 millones de likes en cada foto.

Esta crisis no es culpa de nadie. Ni de tus papas, ni de tus hermanos, ni del ex-novio que te rompió el corazón, ni tuya. Es parte de crecer. Es el proceso de convertirte en un adulto. Es un oportunidad de tomar decisiones equivocadas y aprender, de explorar el mundo y de conocerte.

Entonces, saluda a tu crisis, dale la bienvenida, llévala en paz con ella, disfrútala porque pronto se va a aburrir y te va a dejar en paz y probablemente la vas a extrañar. No arruines tus mejores años creyendo que deberías de tener la vida resuelta. Esta es la parte de la película en que la protagonista se da cuenta de quién es en realidad y comienza la aventura. Disfrútala. XOXO.

#QuarterLifeCrisisSurvivor

Instagram: @ivanamaria

Twitter: @ivanamvdb

Comentarios o preguntas: Ivanademaria8@gmail.com

Esta entrada fue publicada originalmente en el blog de Dalia Empower

______________________________________________________________________________________________

Notas relacionadas

Planea tu vida, no la boda

Detrás del Millennial jobhopping

Vistas: 58

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2018   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio