Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

“…Al llegar el 50 por ciento de mujeres se busque además transformar de manera muy importante la forma en cómo se hace la política en nuestro país, nos haga estar aliadas, unidas, empujando agendas comunes para seguir avanzando en el reconocimiento de los derechos de las mujeres”. Martha Tagle legisladora independiente. Olvidemos los colores por un rato y reconozcamos el inmenso logro que se alcanzó en las pasadas elecciones donde salimos a votar además por los candidatos de tu preferencia, elegimos a mujeres que nos representen, cada partido político cumplió con su parte (correteados por la ley) con una paridad horizontal y vertical que garantizaba resultados igualitarios. Esta paridad es el resultado del esfuerzo institucional, político y social que se realiza desde hace varias décadas para mejorar las condiciones de participación y representación de las mujeres. Coincidiendo con investigadores de la materia argumentan que esta igualdad era necesaria pues “la democracia no es posible sin mujeres” en este momento es digno de celebrar la situación ya que es el primer paso para alcanzar una democracia incluyente y justa para México. En el pasado primero de julio no sólo  se modificó el mapa político del país, también provocaron que por primera vez en la historia haya paridad en el Congreso de la Unión y en el Gabinete Presidencial, donde los 16 integrantes presentados por el virtual presidente de nuestro país, 8 son mujeres y de cumplir su propuesta, por primera vez habrá una secretaria de Gobernación; donde abre la vertiente para  implementar una agenda y combatir problemas como la violencia de género o la falta de empoderamiento económico de las mujeres. No quiero abrumarlos con números, pero según las estadísticas arrojadas por el Instituto Nacional Electoral; la Legislatura LXIV que entrará en funciones en septiembre próximo, será la más equitativa de la historia en cuanto a igualdad de género, pues la diferencia entre hombres y mujeres que la integrarán será la menor en toda la historia de nuestro México. De igual forma la Cámara de Diputados estará integrada en un 48.6% de mujeres y 51.2% de hombres. En resumen, la Cámara de Diputados estará integrada por 243 mujeres y 256 hombres. Mientras que el Senado se conformará por 63 mujeres y 65 hombres. Con dichas cifras este Congreso será el de mayor paridad de género en la historia del país. En los últimos 15 años el número de integrantes mujeres ha ido en aumento. Ejemplo fehaciente de la legislatura actual, que culmina actividades en septiembre, se compuso por 42 mujeres y 82 hombres, dejándonos una brecha de género entre mujeres y hombres sería de apenas 2.6 puntos porcentuales, que se traduce en 13 curules”, detalla el informe del INE, en cuanto a los la entrantes en la próxima legislación incrementará en 6 puntos porcentuales, que se resumen en 30 curules más para nosotras, si; leyó bien nosotras, pues es un logro compartido, por las que ya no están y que alzaron la voz en su momento, y por las que seguimos en pie de lucha que desde nuestro rincón o lugar de trabajo defendemos los derechos de todas. La nueva conformación de la legislatura también causó reacciones en organizaciones y la sociedad en general, celebrando la paridad de género. El que se haya logrado un aumento significativo se debe más a la voluntad del INE y los tribunales electorales para que se hicieran cumplir las leyes. Sin embargo, el trabajo para que llegara este momento de equidad no es reciente, acuérdense cuando primero aceptaron en aquellos años que nosotras ejerciéramos el voto libre, movimientos de lucha para que los derechos se garantizaran; en el caso de la paridad data al menos de los años 90, primero con el discurso de las cuotas de género, hasta llegar al 2014, cuando se estableció una reforma constitucional que reconoció la paridad como un derecho de las mujeres; no hay que olvidar que en este camino a habido infinidad de resistencias, porque al final de cuentas se trata de compartir el poder, la paridad sí reconoce la igualdad que tenemos las mujeres de ocupar los espacios de toma de decisiones. Con esta justa y esperada llegada de más mujeres a espacios de poder históricamente asignados a los varones abre la posibilidad de poner sobre la mesa una agenda común del sexo femenino que ha sido relegada, como la violencia hacia las mujeres, la autonomía del cuerpo, el poder económico y la violencia política. En este sentido me preocupen tres puntos, como numero uno a pesar del protocolo para la atención de violencia política hacia las mujeres establecido por nuestras autoridades electorales, quedo un poco corto la falta de cultura sobre lo aparentemente correcto, si una mujer o no puede gobernar anteponiendo la belleza sobre el conocimiento; dos la apertura en las redes sociales para la publicidad de los candidatos un enorme bombardeo, el ciudadano se notaba harto y pedían culminaran las campañas; además donde a través de éstas sacaban hasta el más obscuro pasado, sea verdad o mentira la vida privada debe de mantenerse como tal, no importando el daño ocasionado, ya parecía programa de revista importando más que las propuestas y tres la ola de violencia  a nivel nacional rebasando a las autoridades donde se priva de la vida a más de cien candidato. Un gran momento de reflexión para las próximas decisiones de los partidos políticos; yo me quedo con la paridad, ya imagino a mis alumnos en cada lunes cívico, mencionando como efeméride, que dicta más o menos así; “Julio del año 2018 por primera vez en México el congreso legislara con paridad sustantiva, mitad hombres y mitad mujeres”; que orgullo. Chiokoré (Gracias en lengua yaqui)

Vistas: 58

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2018   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio