Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Tú eres lo más importante. El Poder está en Ti.

¡No hay de qué preocuparte! ¡Absolutamente nada!

Puedes pasar el resto de tu vida, empezando ahora mismo, preocupándote por el futuro, y por mucho que te preocupes, no cambiarás nada. Recuerda que la preocupación ha sido definida como el sentimiento que te inmoviliza en el presente por cosas que puedan llegar a suceder en el futuro.

Debes tener cuidado en no confundir la preocupación con el hacer planes para el futuro. Si estás haciendo planes para el futuro y la actividad del momento presente puede contribuir a que ese futuro sea mejor, esto no es preocupación. Sólo es preocupación cuando de alguna manera te encuentras inmovilizada en el presente por algún acontecimiento que puede suceder en el futuro.

Nuestra sociedad actual alienta y da alas a la culpa como a la
preocupación. Una vez más todo empieza con la falacia de que si estas preocupado por alguien o algo es porque sientes amor o eres responsable. El mensaje que recibimos constantemente es este: “si quieres a alguien debes preocuparte por él”. Escuchamos frases como: “Por supuesto que estoy preocupado por ella; es natural cuando quieres a alguien” o “No puedo dejar de preocuparme porque te quiero”. Así pruebas tu amor preocupándote suficientemente en el momento apropiado.

La preocupación es como una enfermedad en nuestra cultura. Casi todo el mundo pierde una increíble cantidad de momentos presentes preocupándose por el futuro. Y todo ello no sirve para nada. Ni un solo momento de preocupación logrará mejorar las cosas. Peor aún, es muy posible que la preocupación anule la eficacia en el presente. Más aún, la preocupación no tiene nada que ver con el amor que debe ser una relación en la que cada persona tiene el derecho de ser lo que elige ser, sin condiciones impuestas por la otra persona.

Recuerdo cuando conocí a Sandra, tenía cuarenta y siete años, la traté durante varios meses. Estaba preocupada porque podían despedirla de su trabajo y entonces no podría mantener a su familia, sus dos hijos, sus padres y su abuelita. Era una mujer compulsiva que se preocupaba compulsivamente. Empezó a perder peso, no podía dormir y se enfermaba constantemente. En los Coachings conmigo, hablamos sobre la inutilidad de la preocupación y sobre el modo que podía elegir para estar contenta. Para Sandra el estar preocupada era una muestra clara ante sus seres queridos que los amaba demostrando preocupación, en el caso de su yo interno esa preocupación era confirmar lo responsable que era ante tal situación.

Finalmente, después de angustiarse durante meses, recibió su notificación de despido y se quedo sin empleo por primera vez en su vida. Al cabo de tres días, encontró otro trabajo que no solo era mejor pagado sino que le brindaba mucho más satisfacciones.
Había usado su fuerza compulsiva para encontrar su nuevo empleo. La búsqueda fue rápida y sin tregua. Y toda su preocupación anterior resultó inútil. Su familia no murió de hambre y Sandra no se desplomó. Como la mayor parte de los cuadros sombríos de nuestra imaginación, el cambio resultó más beneficioso que terrible.
Sandra experimentó en carne propia la inutilidad de la preocupación, aprendió de primera mano lo inútil que resulta preocuparse y ha empezado a adoptar una actitud más despreocupada para su vida.

Las personas mayormente viven el 95% de sus días suponiendo que algo malo va a sucederles, cuando el resultado de sus suposiciones son totalmente equivocadas.

No te preocupes, vive feliz hoy.

Recuerda, Tú tienes el Control, Tú eres lo más importante. Que Dios te bendiga, nos vemos el próximo martes. Gracias.

Vistas: 44

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de BLANCA ESTELA NIETO MARTINEZ el junio 13, 2011 a las 6:38pm

GRACIAS ANGY, MUY BUENA REFLECCION, SOLO VIVIR EL HOY AQUI Y AHORA¡.

SALUDOS

Comentario de Fabiola Guerra Ugalde el junio 6, 2011 a las 4:02pm

Angy Newman "NO TE PREOCUPES..."

Preocuparnos compulsivamente nos lleva a sentir incomodidad y prisa  y terminamos por no vivir nuestra vida. Bien dices los cuadros sombríos de nuestra imaginación nos aniquilan. Gracias Angy por dar tanto de ti y creo que te mando mi BLOG con un tema que va al caso. Fabiola   http://www.retosfemeninos.com/profiles/blogs/aqui-nos-toco-vivir

Comentario de María del Carmen Ugalde Zúñiga el junio 6, 2011 a las 9:48am

Tienes mucha razón en tu comentario. Hace tiempo me compré un coche aprendí a manejar, pero me daba miedo manejarlo, me preocapaba que en el camino me fallara o que fuera a chocar y aún no pasaba nada y yo ya quería resolver el problema. Lo único por lo que ahora me preocupo es por mi familia y diario les doy la bendición, porque los amo. 

Comentario de ma. del carmen ramirez chavarría el junio 3, 2011 a las 8:58pm
Querida Angy, tienes toda la razón, yo soy una  persona, super preocupona, siempre estoy en la angustia, hasta por situaciones que no son mias y yo no podre resolver, a veces pensaba que era mi grado de compromiso, pero cro que voy más alla ojala, y esto se me vaya quitando, porque si me paraliza, en cosas que tengo que hacer, Te envio un cordial saludo, y te agradezco tus comentarios
Comentario de Heidi Salgado el junio 3, 2011 a las 9:02am
gracias a ti Angi, y dile NO a las preocupaciones...el tiempo de Dios es perfecto, y nada de lo que ocurre es para mal, al contrario siempre nos deja una enseñanza, alguna experiencia.
Comentario de ROSA MARIA ARRIAGA AGUILERA el junio 2, 2011 a las 9:53pm

MI ADORADA ANGY, COMO SIEMPRE TUS COMENTARIOS ME HACEN MUCHO BIEN. EFECTIVAMENTE YO ERA UNA PERSONA QUE POR MI DISCAPACIDAD, MI SOLEDAD, MI ENFERMEDAD NATURAL DE LA EDAD Y DE MI LUPUS, ME VEÍA SIEMPRE PREOCUPADA POR NO SABER  QUIEN ME APOYARA PARA SALIR A RECIBIR MI ATENCION MEDICA.  PERO AHORA A PESAR DE MI MAS SEVERA DISCAPACIDAD Y ACOSTUMBRADA A LA LUCHA POR MI SUPERVIVENCIA, ME PREGUNTO, PARA QUE ME PREOCUPO,  SI TODAVÍA TENGO ESA FUERZA Y VALOR QUE ME CARACTERIZO DESDE QUE ERA MUY JOVENCITA Y APRENDI A VALERME POR MI MISMA. TAL VEZ YA NO TENGO LA MISMA FUERZA DE MI CUERPO, PERO SI DE MI VOLUNTAD PARA NO DEJARME VENCER POR LAS ADVERSIDADES QUE SE ME PRESENTAN EN LA VIDA, SOLO CONFIO EN DIOS Y DE ALGUNA MANERA SOLUCIONO MIS NECESIDADES, SOLO ES CUESTION DE DESEAR Y TODO SE PUEDE LOGRAR.

RECUERDA MI QUERIDA ANGY, DE TI ESTOY APRENDIENDO LO QUE NO TE IMAGINAS.

TE FELICITO POR SER COMO ERES Y ESPERO QUE NUNCA CAMBIES, POR LO MENOS CONMIGO.

RECIBE UN FUERTE ABRAZO DE  ROSY ARRIAGA.      

Comentario de Rossana Aragón López el mayo 31, 2011 a las 5:05pm

 

Gracias Angie por el tema, me encuentro en similar situación hacia un futuro desconocido laboralmente, por ahora gracias a Dios tengo trabajo, más es probable que en un año cierren la empresa y cuando me lo dijeron me sentí muy mal por preocuparme, toda esa noche no podía dormir bien, tengo 2 hijos, soy divorciada y aún con pensión para ellos, pues no sería suficiente si me quedo sin empleo; así que al día siguiente decidí NO preocuparme más, le encomendé mi trabajo a Dios, y confío plenamente en que la mejor solución laboral llegará, puedo comenzar a ocuparme de buscar opciones nuevas, todo cambio es para bien, y de la mano de Dios, voy a donde El me lleve. Siempre me ha amparado junto con mis hijos, y tengo Fé en lo que me depara el futuro, porque viene de ÉL, asi que lo recibo con amor y esperanza. Doy gracias porque sé que los milagros existen y ésta es una oportunidad más para mí de comprobarlo, acepto el cambio con actitud positiva para bien de mis hijos y mío.A una semana de recibir la noticia,  puedo decir que estoy  entusiasmada por lo que venga y me sirva para mayor conocimiento, entendimiento y amor a la  evolución  de mi vida. Esta historia de Sandra me sirvió para alimentar mi esperanza en que algo mejor viene para mi familia y hogar,  GRACIAS A LA MANO DE DIOS, no son meras coincidencias. Fué una historia muy oportuna para mí. Enhorabuena por Sandra. Un abrazo, Rossana.

DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio