Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Una de mis actividades favoritas es ir a caminar a la montaña (hiking) y acostumbro a ir cada fin de semana. Es para mi un placer conectarme con la naturaleza, platico con las plantas, las flores, los arboles, los animales, el viento, el agua y hasta con las piedras que encuentro en mi camino y con las del río. El conectarme con la naturaleza es uno de mis rituales que más amo y que se han convertido en necesarios para mi.

 

Hemos tenido mucha lluvia en los últimos meses –gracias a Dios- por lo que hacía varias semanas que no iba a conectarme con la naturaleza, pero ya no pude resistir más. Aunque no era fin de semana, mi horario se acomodó de tal manera y el sol brillaba en el cielo que pude darme una escapada y me fui. Fue una experiencia inolvidable, parecía como que era la primera vez que iba a ese lugar, aunque es al que mas voy.

 

Mi urgencia y deseo de sentirme parte y estar rodeada de naturaleza era tanta que desde que llegué fui de sorpresa en sorpresa. Pensé que el lugar estaría solitario por ser un día entre semana (martes) y resultó que no, que había varias personas. El sonido del agua que corría en el río era tan agradable a mis oídos que parecía que me llamaba por mi nombre. Que delicia volver a escuchar el sonido del agua jugando y acariciando las piedras de ese río que hacía alrededor de tres años no corría el agua.

 

El camino a la montaña implica cruzar el río, le di vueltas y vueltas para poder cruzarlo sin mojarme, pensé en quitarme los zapatos y levantar mis pantalones para cruzarlo si no había otra opción. Esperé pacientemente para ver cual era mi mejor opción, y al levantar mi cabeza de la nada apareció un hombre del otro lado del río que me ayudó a cruzar. Un amable desconocido al cual agradecí con verdadero agradecimiento.

 

Seguí mi camino deleitándome con todos los olores y colores que vibran en la naturaleza viva. Llegué a mi destino de ese día dispuesta a abrazarme con los pinos del lugar y meditar con ellos. ¡Sorpresa! El lugar estaba ocupado por una persona, con la cual platiqué por un rato pero no hice la meditación en ese lugar. Tome mi camino de regreso por otro lugar, me encontré otros pinos con los cuales medité y aprendí nuevas maneras de conectarme con ellos a través de mantras. Es increíble como las cosas toman forma, esos pinos estaban esperando por mi para guiarme a nuevas cosas y aprender de ellos. Esas cosas no se me habían ocurrido a mi, pero ellos (los pinos) me las susurraron y me dijeron como meditar con ellos. Casi puedo decir que fueron las mejores meditaciones de mi vida, fui de aprendizaje en aprendizaje y de emoción tras emoción. Puede sonar muy fantasioso para los que no creen, sin embargo para mi es real y por eso lo vivo diariamente.

 

De regreso pensé en cruzar el río por otro lado, no sabía como, ni siquiera estaba segura si por ahí habría camino. Me acerqué al río y encontré un árbol atravesado –como puente- que aunque era muy delgado, me serviría para cruzar, al intentar empezar a cruzar, un palo (como bastón) se me atravesó como diciéndome úsame para cruzar. Lo hice y fue muy fácil cruzar el río. No, no había camino para regresar por ese lado, sin embargo le pedí a mi Divinidad que me guiara y empecé a hacer camino fácilmente. Un camino hermoso que cada vez que me adentraba a él me sorprendía y me deleitaba con sonidos del agua agitada, de pájaros y de algunos animales roedores. ¡Una conexión mágica con la naturaleza! Fue una de las mejores experiencias que he tenido en los últimos días.

 

En este pequeño viaje se puede ver la vida entera reflejada. La vida es como tú la veas. La vida está llena de sorpresas maravillosas pero requiere de decisiones y de apertura para poder disfrutarlas.Cuando confías y tienes la paciencia suficiente siempre aparece la persona correcta (o lo que requieres) para ayudarte, pero si tienes indecisiones y no sabes lo que quieres, lo más probable es que la “persona” o lo que necesitas esté ahí pero no lo veas.

 

La naturaleza es una de las fuentes más poderosas de sabiduría.¿Recuerdas la película de Avatar? Eso no es fantasía, es real, los arboles están deseosos de compartirnos su sabiduría, el agua está lista para sanarte, el viento para soplar y llevarse lo que no te sirve, siempre y cuando tú lo quieras soltar.Nuestra salud se puede beneficiar con el simple contacto con la naturaleza, ahora imagínate si esa conexión es más profunda.

 

Humano, ¿Qué esperas para aprovechar la naturaleza que te rodea? ¿Qué esperas para sanar tu vida?

 

brazos y bendiciones,

Patricia Anaya

 

Visita www.yosoyabundancia.me/eventospara nuestros eventos en vivo.

 

Patricia Anayaes la creadora del programa, membresía y la comunidad de YoSoyAbundancia.mey autora del Libro para niños "Los Tres Poderes, ¡La Magia de Amarse a uno Mismo! (www.LosTresPoderes.com) y "The Three Powers, Magic to Love Yourself! (www.TheThreePowers.com).

 

Únete a nuestra comunidad en facebook http://www.facebook.com/yosoyabundancia.me

 

¿Ya recibiste tu regalo? Recibe GRATIS "10 Secretos para Manifestar tu Felicidad y Abundancia Diariamente", Visita hoy mismo http://www.YoSoyAbundancia.me

Vistas: 53

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio