Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

MATERNIDAD, ¿ABNEGACIÓN EN DETERIORO DE EXPECTATIVAS PERSONALES Y PROFESIONALES?

“El día de la madre” se festeja en diferentes fechas según las costumbres de cada país. Es decir, el reconocimiento al papel que desempeña la mujer en las familias es universal aunque en los últimos tiempos ese rol ha ido cambiando en favor de la equidad.

Pero esos cambios en favor de la equidad son insuficientes. Todavía vemos en el mundo, por ejemplo, la asociación de la madre como trabajadora del hogar que se realiza como mujer de acuerdo a su desempeño en las labores domésticas, cocinar, lavar y planchar, por citar varias, a las que el mercado usa todavía para garantizar que su mercancía, jabón, sazonador u otro producto, le garantizan el reconocimiento del esposo y los hijos.

Ser mujer sigue siendo en estos tiempos, para muchos en México y otros sitios del mundo, sinónimo de ser madre porque es lo que mandata la naturaleza o es la misión principal de su existencia, entre otras justificaciones cuestionables que inhiben o buscan ignorar el derecho de cada persona a hacer con su cuerpo lo que decida y a delimitar los caminos propios. “¿Y tú, para cuándo?” es una pregunta recurrente en la convivencia familiar.

Conoce la historia de Juliana. da click a la imagen.

La madre tradicional espera que sus hijas reproduzcan los mismos valores de funcionalidad en la familia y aspira a reproducir también la actitud de sometimiento o abnegación en deterioro de sus propias expectativas personales y profesionales. Cuando eso pasa, la hija que se ha convertido en madre también tiende a reproducir esa escala de valores y asocia el valor con los niños y la debilidad con las niñas, y no pocas veces suprime la necesidad del llanto al decir algo así como, “los niños no deben llorar” (lo cual querría decir que el llanto de niñas es cosa de cobardía o fragilidad), o en el peor de los casos, promover que la hermana atienda al hermano porque su condición de género así se lo indica.

Todo lo anterior, sin duda, es un tipo de violencia familiar escondida, como expuesta a través de susurros que, poco a poco, va debilitando el enorme potencial de la mujer convertida en madre aunque, por fortuna, también hay un proceso en marcha (y todo parece indicar que es irreversible), donde las responsabilidades domésticas se diversifican cada vez más y la mujer que ha decidido ser madre es parte de la familia, también con sus responsabilidades, pero ya con la ilusión de desempeñar otras actividades que le dan sentido a su propia existencia. Esto sin dejar de señalar que hay mujeres que simplemente deciden no procrear hijos ni formar la familia tradicional de mamá y papá.

Al festejar el día (y mes) de la madre en México, vale la pena alentar la autodeterminación personal para asumir o no ese papel, para que si éste se asume, ser madre no signifique sufrir como si fuera virtud o ser abnegada para ser admirada. Para nosotras significa también subrayar que, en la pandemia que tiene conmocionado al mundo entero, se ha disparado la violencia en la casa contra la mujer y ése es un indicador contundente de que todavía falta un gran trecho para avanzar en la equidad de género, en la defensa de los derechos de las mujeres y en la necesidad de continuar promoviendo el #QueSeAcabe.

Creemos, eso sí, que con todas estas aristas, siempre valdrá la pena expresar nuestro cariño a la madre, entre otras razones, porque es la fuente de nuestra propia existencia que, sea la época que sea, siempre querrá lo mejor para nosotras, como nosotras queremos lo mejor para nuestros hijos.

Vistas: 53

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de Sylvia Sánchez Alcántara el viernes

Muchas gracias por comentar, Antonio. Ya son muchos años, desde 2007 que arrancamos esta estrategia de comunicación, llamada Retos Femeninos, para impactar positivamente el crecimiento personal y profesional de las mujeres (y obviamente a los hombres, son más del 20% del registro, y nos encanta).

Hoy más que antes, hace falta comunicación asertiva, fundamentada y constructiva y eso seguiremos haciendo. Se volvió un proyecto de vida que nos apasiona, al comprobar que sí hemos logrado nuestro objetivo y nuestro crecimiento ha sido exponencial. En Facebook tenemos casi 1.5 millón de seguidoras. Síguenos y nos enriquecerá escuchar tu opinión al respecto.

Un abrazo y gracias por acompañarnos en este esfuerzo desde hace varios años.

Comentario de Antonio Pineda el mayo 7, 2020 a las 7:44pm

Muy buen escrito Sylvia y reflexion sobre los avances y no avances del papel de la mujer como madre y como ser independiente que rehusa ahora a ser encajonada en mujer abnegada y sugyugada por el yugo patriarcal y sus valores.

Dificil sera cambiar las costumbres que por tanto tiempo hemos vivido y se nos ha convencido de que son naturales y que asi es como debemos vivir. Mas aun, como usted lo senala, siendo la mujer muchas veces la principal encargada de promover esos valores de generaciones atras.

En cuanto a la violencia domestica que se ha destapado ahora que hemos sido obligados a resguardarnos en casa para evitar los contagios; me parece que usted y sus colaboradoras han hecho su parte para ir disminuyendo esa epidemia con sus escritos, guias, reflexiones, manifiestos. Pero falta mucha mas educacion, mas entendernos, y mas hacer conciencia de muchas cosas de nuestra existencia.

Me permito felicitarla, no por ser madre (cosa que no se si es o no) sino por ser mujer y por ser una luchadora incanzable por los derechos de la mujer. Gracias por los anos que ha llevado a cabo esta bonita obra de Retos. Mi admiracion.

DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio