Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.


Una historia para ilustrar qué es la resiliencia la podemos encontrar en la vida de Tim Guénard. Cuando
tenía tres años, la madre de Tim lo ató a un palo de la electricidad y lo abandonó en medio del bosque.
Dormía desnudo en la casita de su perro cuando tenía cuatro años. A los cinco, precisamente el día de su aniversario, su padre le propinó una paliza brutal que lo desfiguró (le rompió las piernas y la nariz).
No sabe casi ni hablar. A los siete años, ingresa en un orfanato y padece maltrato por parte de la institución. A los nueve años, también el día de su aniversario, fracasa en su intento reiterado de suicidarse. A los
once entra en el correccional después de ser acusado injustamente de incendiar el granero de una granja
donde estaba acogido. A los doce, se fuga. A los trece años es violado por un señor elegante de los barrios
altos parisinos; y a los catorce es prostituido en Montparnasse. Si ante una infancia tan dura, pidiésemos a la gente que hiciese un ejercicio de hipótesis biográfica y avanzase su final, la mayor parte coincidiría en vaticinar
una situación poco esperanzadora para Tim: drogadicto, maltratador, violador, muerto y enterrado.

Nada más alejado de la realidad: Phillipe Guénard (1958), además de ser autor del libro Más fuerte que el
odio, es un padre de familia con cuatro hijos. Se dedica a cuidar niñas y niños abandonados y maltratados. Ha
creado la asociación Altruisme. También es apicultor y colaborador del Tour de Francia de ciclismo.
Tim aprendió a crecer con tres grandes sueños: convertirse en el jefe de una banda, conseguir ser expulsado
de un correccional y vengarse matando a su padre. Hizo realidad las dos primeras. Ahora quiere
a su padre. Como él mismo explica a menudo, él es la prueba palpable de que no hay heridas que no puedan
cicatrizar lentamente con amor.

Tim Guénard es una persona resiliente. Una buena manera de comprender qué entendemos por resiliencia
es reproducir las palabras del mismo Tim Guénard, vocablos que poseen verdadera belleza intelectual: «El
hombre es libre de alterar plenamente su destino, paralo mejor y lo peor. Yo, Tim Guénard, hijo de alcohólico,
niño abandonado, he hecho errar el golpe a la fatalidad. He hecho mentir a la genética. Éste es mi
orgullo».

Vistas: 101

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de giomara gutierrez garcia el enero 12, 2011 a las 5:53pm
guau, me quedé con ganas de llorar nadamás de leer su historia y más todavía por como logró sobresalir ante tanto dolor mis rrespetos.
Comentario de susana hernandez martinez el enero 12, 2011 a las 11:30am
Cuanto dolor y desesperanza, pero muy buena lecciòn de vida.
Comentario de Reyna Soto el enero 12, 2011 a las 12:57am
QUE GRAN LECCION DE VIDA RESILIENTE GRACIAS PUES ESO ME PROPORCIONA ESPERANZA EN MI VIDA HAN PASADO Y ESTAN PASANDO COSAS QUE ME HAN SUMIDO EN UN ESTADO DE DESESPERANZA Y DE DOLOR CREO QUE ESTE EJEMPLO ME ES DE UTILIDAD PARA SEGUIR ADELANTE. MIL GRACIAS
Comentario de Letizia el enero 11, 2011 a las 9:53pm
Siempre he dicho que hay vidas más crueles que las nuestras, buena lección para valorar lo que tenemos de padres y familia, mis padres fueron muy duros pero gracias a ellos soy lo que soy, no los juzguemos pensemos que ellos la pasaron también muy mal en su infancia. LOS QUIERO PAPAS (aunque mi padre ya no está conmigo)
Comentario de Miguel Hernandez el enero 11, 2011 a las 4:24pm
Wow! Que clara y dura lección para apreciar la vida.

Gracias!

Twitter

© 2018   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio