Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

La ausencia de comunicación, provoca conflicto.

La comunicación inconstante, crea incertidumbre.

La comunicación sin claridad, confusión.

La comunicación selectiva, división.

Es frecuente que confundamos que con el sólo hecho de hablar es suficiente para comunicar y no hacemos mucho por aprender cómo hacerlo pues pareciera que no es necesario, pero en realidad nadie nos enseña, sino que aprendemos a partir de imitar lo que observamos en la familia y la sociedad.

Es común que en nuestras relaciones más significativas tengamos un nivel operativo de la comunicación, es decir, sólo se transmite información con el fin de organizar la dinámica y las decisiones de la familia o grupo, por ejemplo: haz la tarea, hay que pagar las cuentas, está bien el informe que hiciste, llegaste tarde.

Un segundo nivel, es el funcional, que es más efectivo pero aún insuficiente. Es en el que hay intercambio de opiniones relacionadas con el interés personal de cada quien, estas conversaciones generan muy poca conexión y empatía y, con frecuencia, pueden terminar en conflictos. Es cuando las personas ponemos más interés en ganar una discusión o tener la razón que en cuidar y conservar la relacion. Ejemplos: “Ni la tarea puedes hacer bien”, “hay que pagar las cuentas y cada mes es el mismo problema”, “está bien el informe que hiciste pero creo que podrías haber puesto más esfuerzo”, “que llegues tarde me hace ver que no tienes interés ni compromiso”.

El tercer nivel es el de la conexión, que es el que expresa un interés genuino en la otra persona y es de corazón a corazón, es decir que hay intimidad, respeto y confianza. Aquí importa más la relación que el mensaje y genera relaciones más estables, productivas y afectivas. Los elementos de esta comunicación son claridad, sinceridad, escucha sin juicios, y también argumentación, crítica constructiva o límites.

Algunas recomendaciones:

1.Usa las palabras siempre, nunca, todo, nada en positivo y no en negativo: todo lo haces bien, siempre puedo confiar en ti; cuando se le dificulte en negativo cambie por: hoy me mentiste, algunas veces llegas tarde.

2.Evita usar la palabra pero, ya que su función gramatical es anular lo que le antecede. Cambie: Hiciste muy buen reporte, pero… por este reporte es muy bueno y agradezco tu esfuerzo, qué te parecería si cambiamos esto para que sea más preciso.

3.Da opciones en lugar de negar algo, en especial con los hijos, por ejemplo: - ¡Quiero refresco!, -Tenemos agua natural o de jaimaica, ¿cuál quieres?, ante la insistencia dé una opción más: -También tenemos agua de limón. Al principio será difícil pero con constancia les enseñará a tomar la mejor decisión, con el no lo único que se logra es resistencia, molestia y discusiones.

4. Es mejor evitar frases como: “lo que deberías hacer”, “yo en tu lugar”, “te lo dije”.

5.Permite que las personas expresen sus emociones y quite de su vocabulario frases como: “no llores”, “es rídiculo que eso te dé miedo”, “no exageres”, “no es para tanto”, “ya no estés enojada”.

5.Cuando no estés de acuerdo con lo que alguien dice, antes de dar tu opinión o rechazar la de la otra persona, puedes decir: Cuéntame más... o realiza preguntas para entender mejor a la otra persona y recuerda, comprender no es conceder, pero sí le dará más herramientas para conversaciones respetuosas y constructivas.

La calidad de tus relaciones refleja la calidad de tu comunicación.

Vistas: 131

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

DA CLICK A LA IMAGEN

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio