Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Mi esposo me preguntó desesperado “ ¿Has visto mis lentes para leer?” . Le respondí: “búscalos en la mesita de noche donde siempre los pones’. Y me dijo: “ya los busque ahí, y no están!”

Estas inexplicables desapariciones se repiten en mi hogar continuamente; si no son los lentes, pueden ser las llaves del auto, el celular, el Ipod, las pantuflas o la mantequilla que sorpresivamente se vuelve invisible en la nevera.

¿Te has dado cuenta que las pertenencias los hombres se desvanecen mágicamente de su closet, del escritorio, del auto y hasta de la nevera? Luego, reaparecen instantáneamente cuando tú las buscas. Y seguramente cuando aparece el objeto perdido le dices irónicamente a tu pareja: “ !si vas a la playa no encuentras arena!”.

No te frustres, hay una explicación científica para este comportamiento visual masculino. Según los historiadores, los primeros humanos desarrollaron habilidades visuales según sus labores. La mujer estaba encargada de las tareas domesticas, organizativas y crianza de los niños.
Todas estas actividades de las cuales era responsable, la obligaron a “ver más allá de sus narices” y desarrolló una “visión periférica” que supera la del hombre. Los ojos femeninos son capaces de enfocarse en un objeto y a la vez pueden mirar todo lo que se encuentra alrededor, sin necesidad de mover los ojos ni la cabeza. Pueden percibir colores, formas y movimientos laterales con mucha facilidad.

En cambio, el hombre desarrolló la “visión de túnel” ya que se dedicaba principalmente a la caza de animales. Como tenía que perseguir una “presa” y seguirla en la distancia, sus ojos adquirieron la capacidad de ver con más profundidad. Esto explica por qué cuando ellos ven pasar a una mujer, los ojos se les van hacia un punto específico, mientras que nosotras cuando vemos un hombre guapo, con un solo vistazo ¡hemos examinado todo!

Ahora entiendo por qué cuando empieza a llover, yo activo el limpiaparabrisas apenas veo la primera gotita en el cristal. Sin embargo, mi marido espera un largo rato antes de activarlo. Esto se debe a que los hombres pueden observar el horizonte entre la llovizna fácilmente, pero para nosotras esas gotas resultan ser una gran obstrucción.

Nuestra visión periférica también nos ayuda a interpretar mejor el lenguaje corporal, captar mensajes no verbales, y en situaciones tales como aquellas en que un malhechor nos acecha.

En conclusión: la visión periférica de una dama le ayuda a ver mejor el panorama completo. Esta capacidad es un reflejo de la forma en que las mujeres actúan en su diario vivir; siempre cuidando, atendiendo y protegiendo no solo al que se encuentra al frente, sino a todos los que ve a su alrededor.

Vistas: 70

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de Olimpia Ortiz el enero 24, 2009 a las 8:34pm
Hola María Marín, me encanta como escribes, lo de ayer, acerca del panorama visual lo disfruté mucho, y como ya te conozco, te vi acá en Guadalajara en noviembre, pues cuando te leo me imagino la entonación que tú le darías, el humor que le pondrías a cada frase. La verdad eres genial, haber cuándo vienes otra vez y así invitar a mis amigas y conocidas para que te vean. Inyectas tanto. A partir de ese evento yo me sentí muy bien. Agradezco a Dios el haberte conocido.
Comentario de sarade la garza el enero 24, 2009 a las 6:48pm
HOLA MARIA!!
PORSUPESTO TIENES TODA LA RAZON.
QUE TENGAS UN FELIZ FIN DE SEMANA
Comentario de maria enriqueta zapata escamilla el enero 24, 2009 a las 5:11pm
hola mary,esta bueno tu articulo mi espose e hijos nunca encuentran nada y lo tienen enfrente y yo les digo sin ver donde esta y me llaman bruja, saludos bye

DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio