Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

¿El que viaja solo viaja más aprisa? El mundo les parece lento a las personas aceleradas. . Desesperan las personas nerviosas que siempre andan apurados y corretean a los demás. ¿Quién no ha tenido encuentros en fastrack con amigos, colaboradores, familiares, pretendientes, amores, etc. Con la prisa uno nunca pasa de desconocido para la otra persona y se permanece perpetuamente en el club de los recién llegados, extraños. Con este tipo de personas las charlas no son profundas ni reflexivas, ya que las ideas se le cruzan vienen y van, como que todo se les resbala.
.
La prisa lo pone a uno energúmeno y nunca se va a ninguna parte. La prisa trae indignidad a la vida, pareciera que lo importante de nuestro amor no es sentirlo si no olvidarlo, lo más prontamente posible. La prisa es una poesía sucia. La verdadera amistad es lanzarse a futuro.
.
Con la Cultura a lo Desechable y a la Novedad apenas se tiene realidad y piso, apenas se sostienen comunicaciones imaginarias y disparatadas. Dar tiempo de calidad se ha convertido en una verdadera hazaña, un milagro. Con este tipo de personas siempre se desciende en popularidad y con frecuencia hay desmanes, desencuentros, sin sabores, desesperanzas y desafíos. Recuerda que viajamos por siempre, para buscar otros lugares, otras vidas, otras almas. Que tu mejor hazaña sea darle un giro al tiempo de dolor y de pena u olvido. No seamos descuidados del tiempo de los demás. No seamos omisos.
.
Las cosas deben estar llenas de nuestra atención y de nuestra alma. Agarra el ritmo de las reuniones con sus pausas. En ésta apresurada y única ciudad es un poco tardado y complicado, pero una vez que se logra. Procura que tus encuentros sean de largo alcance. La prisa y la ansiedad trae anemia afectiva. Es meritorio compartir nuestro tiempo y nuestro amor cuando lo prometemos. Es importante aprender a disfrutar. Es destacable la energía, pon tu mejor empeño.
.
El poco o mínimo esfuerzo, los recuerdos y los ánimos flojos, la indiferencia, etc nos privan de la melodía y de la miel del día. ¿Cuáles son nuestras realidades celestiales si interrumpimos una comida con llamadas, empalmamos una cita con otra, si tan pronto como llegas estás pidiendo tu taxi, si corres a los demás y los despides en el acto. Parece que asustar al otro es nuestro fin. Hoy los encuentros entre las personas neuróticas: tratan de des-encuentros que disertan sobre vacíos. La persona apurada con frecuencia parece que no dedicará ni un minuto de su carísimo tiempo en invertirlo en sus seres queridos: siempre hay una excusa, un imprevisto, una agenda apretada, un llamado de Dios, una ausencia. Parecería que hay que ser un infeliz para buscar la felicidad con este tipo de personas. Hay muchas formas de tener la voluntad dormida.
.
El desprecio humano tiene muchas caras entre ellas el juego de las apariencias, sentirse el oráculo divino de Dios, omnipotente y prepotente. Tenemos derecho a reclamar, denunciar, trabajar, escribir y reconocer toda acción que vaya en pro de un mejoramiento de las relaciones humanas con nuestros seres queridos. Parece que al final este tipo de personas se exponen a la exclusión. Pero, ningún hombre es una isla necesita de la proximidad cálida y sensual de los suyos. ¿Dónde descansa la hospitalidad?
.
Hay que establecer jerarquías. Tengamos cien mil relojes para amar. No seas el freno del tiempo. Nunca dejes de pensar tres veces lo que oyes, no sueltes disparates que ofenden haciendo juicios de esto y aquello, ¿A caso sólo tú eres perfecto? Los bichos presumidos nunca son bienvenidos. Bien vale un viaje la buena compañía. “El que se reúne se une”. Una comida se trata de generosidad. No de juicios como el de ser guapo, joven, alto, viril o musculoso. Y, tampoco trata sobre la fama, éxito o fortuna (Trata sobre convivencia) ¿Cuándo eres generoso con tu persona?
.
La prisa y/o la urgencia es una zona percudida de nuestro yo social. Recuerda que nos movemos cerca de aquello que amamos. Siempre, cercano a lo que nos importa. No vayas en jet pero tampoco en ataúd. Cuídate de las distracciones que te impiden ser y amar. No sufras privaciones ni las hagas sufrir.
.
¿Cuáles son nuestras certezas y nuestras esperanzas?; ¿Somos capaces de reconocer lo que nos está degradando como humanidad? Vamos, dándole realidad a lo que de verás importa. ¿Quién y qué forma parte del centro dinámico de nuestras vidas, ¡Dínoslo, tú!
.
La búsqueda en la vida es de amores.
.
Fabiola Guerra Ugalde

Vistas: 267

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos


DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio