Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Hoy me desperté...

Hoy me desperté contactando con mis emociones, emociones que salían desde mi corazón, algunas se quedaban por un momento en mi garganta, esperando ser expresadas a través de mis palabras o de algún movimiento de mi cuerpo. Hoy me desperté y pude darme cuenta de lo maravilloso que es el diseño divino humano y del regalo tan espléndido que nos dió al equiparnos con un cuerpo emocional.
Las emociones nos fueron dadas para experimentar y sentir la vida, las emociones nos pueden llevar a nuestros cielos o a nuestros infiernos personales y colectivos, pero hoy, al despertarme, pude contactar con la gran gama de "sentires" que estaba experimentando dentro de mi ser.
Hoy como nunca subí a una cima del agradecimiento, sentí desbordarse mi corazón de alegría, mi cuerpo necesitaba moverse, danzar, cantar, llorar, reír, que sé yo, expresar la energía que brotaba a caudales dentro de mi y todo ello generado por una maravillosa cadena de favores que el día de ayer, eslabón tras eslabón, se fue formando para poder donar a los bebés, los niños y el personal médico de un hospital algunos de los materiales que necesitaban para cumplir con honor con su misión de vida.
Sentí tanta alegría, mezclada con que sé yo, quizá aún no esté lista todavía para nombrar lo que un corazón puede sentir al darse cuenta que en muchos de nosotros, llamados Seres Humanos, existe tanta bondad, tanta generosidad, tanto desprendimiento, tanta solidaridad.
Hoy como nunca me doy cuenta que podemos elegir en qué grupo de emociones queremos vibrar, vivir y sentir. Yo elijo el agradecimiento, elijo la esperanza, elijo el amor, la paz y la alegría. Me gusta escuchar a mi corazón latir cuando mi ser expresa a través de su comportamiento lo mejor que habita en nosotros como personas.
Hoy experimenté al despertarme varios picos, cimas, senderos, caminos de emociones vibrantes que se despertaron y me trajeron a mi computadora para compartir con ustedes la posibilidad de que visiten esos lugares y créanme que lo pueden lograr de manera muy sencilla: Hagamos el bien, sembremos el bien, vibremos al interior de nuestras familias con lo mejor de nuestras emociones y si por alguna razón sentimos lo contrario, démonos la oportunidad de aceptarlo, resolverlo y volver a vibrar en lo mejor que habita dentro de cada uno.

Con cariño desde mi trinchera
Marichu

PD Te invito a suscribirte a mi canal de Youtube Marichu idap

     A seguirme en mi página de Facebook /nuestroidap

     Página de internet www.soyidap.com

      

 

 

 

Vistas: 61

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Comentario de Leticia el abril 18, 2020 a las 12:27pm

Bendito sea el hombre que llega sin malas intenciones y con sinceridad a la vida de una mujer...

Aquel que le brinda seguridad y la hace sentir hermosa, sexi, inteligente, que la hace su cómplice de locuras, pero sobre todo la hace sentir amada, respetada y deseada...

Bendito sea ese hombre que le brinda más cariño que problemas, el que se gana a pulso su confianza y es capaz de ayudarle a restaurar sus heridas...

Aquel que no llega con mentiras ni traiciones, el que aún sabe ser un caballero y tiene claro que el romanticismo no pasa de moda...

El que no llega a hacer llorar y ayuda a limpiar sus lágrimas, el que sabe que su relación es una prioridad y por ende la resguarda como un tesoro...

Ese varón maduro que no necesita andar conquistando cientos de mujeres para disfrazar su baja autoestima, porque sabe que un verdadero hombre es capaz de convertir a su pareja en su mujer, su amiga y amante...

Aquel que puede ser tan perverso como tierno, tan apasionado como cursi, tan loco como cuerdo...

Bendito sea ese hombre y bendita sea la mujer que lo valore y le corresponda de la misma manera...

Autor: Sara Gabriela Vélez González

DA CLICK A LA IMAGEN

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio