Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

¿EVITAS LA CONFRONTACIÓN POR MIEDO A CAUSAR PROBLEMAS MÁS GRANDES?

Evitar conflictos no soluciona la incomodidad, solo crea problemas, aleja a las personas y produce más ansiedad.   

 

 Recetasparalavida.com

La confrontación no se refiere exclusivamente al modo de actuar cuando se tienen problemas.  Hay muchas ocasiones en las cuales uno debe de enfrentarse, hablar de cuestiones incomodas o exponer su punto de vista ante personas que causan conflicto. Hay un sin número de circunstancias que causan incomodidad, por ejemplo: en no saber que decir cuando alguien se divorcia, cuando fallece un ser querido, cuando se pierde el trabajo, cuando no se está de acuerdo con una decisión que se tomó etc.  Por miedo a crear una situación incómoda personas prefieren callar evitando ya sea a la persona o al tema que crea conflicto. Como resultado, se crea un monstro imaginario que interfiere en las relaciones personales y en la toma de decisiones.

 Este monstro crese a medida que el tiempo pasa y cada vez hace más difícil cualquier tipo de relación, dialogo o forma de actuar.

Por supuesto que hay situaciones complicadas e incomodas que hace difícil exponer abiertamente las opiniones, los sentimientos, o los puntos de vista. En casos las pautas de comportamiento aceptadas, en otros, los intereses personales y hasta en otras ocasiones la misma personalidad impide hablar y decir lo que se siente.

Hay gente que disfruta las peleas y busca cualquier oportunidad para discutir e imponer su opinión, sin embargo, hay personas que se esfuerzan y tratan de evitar al máximo la confrontación, porque odian los conflictos y temen a las peleas.

No es sano pelearse con todo el mundo, pero tampoco es bueno evitar enfrentar el conflicto. Hay veces que es necesario decir y exponer lo que se siente, con el fin de mejorar la relación y tratar de hacer que el monstro mental creado desaparezca.

La vida está llena de conflictos cotidianos, muchos se inician como cuestiones insignificantes, si se resuelven en el momento pierden importancia y la relación se fortalece.  Sin embargo, si estos no se   resuelven pueden crecer y convertirse en un problema mayor.

Es importante tener claro que el conflicto no es malo. Solo representa otro punto de vista y una oportunidad para aprender más de uno mismo y de los demás. El conflicto da la oportunidad para crear un dialogo y poder entender otras perspectivas. No se requiere que uno gane y otra ceda o que uno se avergüence y otro se esconda, lo único que se necesita es reconocer que existe una situación que hay que enfrentar, antes es mucho mejor que después.

  Para superar el miedo al conflicto no queda más remedio que exponerse a la confrontación, aceptar que uno se tiene que exponer y ser capaz de definir exactamente lo que pasa. Es crucial enfrentar la realidad con una actitud clara, ecuánime, simple y sin justificaciones o juicios.

www.recetasparalavida.com

La receta

Ingredientes:

1 pieza de reflexión – analizar y entender a qué se le teme, clarificar miedos

1 manojo de control – adquirir técnicas que ayuden a relajar y reducir la ansiedad

1 rebanada de valor – encontrar medios para fortalecer el carácter y poder confrontarse

2 cucharas de respeto – reconocer los sentimientos de los demás, hablar directo y sin ofender

1 pizca de ojo noble -  validar ambos puntos de vista encontrando puntos comunes y positivos

 

Recomendación del chef: Los conflictos no deben ser una tragedia que se evaden son parte de las relaciones humanas y hay que aprender a confrontarlos sin miedo.

 

¿Por qué hay que enfrentar los conflictos?

 

1.       Evadir los sentimientos no es lo mismo que protegerlos. Encontrar el mejor momento para expresar lo que es incómodo, no es lo mismo que actuar como si no pasa nada. Negar los sentimientos incapacita a la persona. Cuidarlos al exponerlos libera el sufrimiento y el miedo.

2.      Eludir los conflictos no significa librarse de ellos. el problema, sigue a pesar de que se le niegue. Al evitarlo, se pierde la tranquilidad creando ansiedad y sentimiento de soledad. Se necesita mucha energía para negar, evadir y esconderse y no hablar de conflicto.

3.      Evitar la confrontación promueve la permanencia del problema y aumenta la soledad. Los sentimientos se acumulan hasta llegar al punto de que la persona explote, rompa drásticamente con la relación que temía perder y le genere más ansiedad.

 

Un problema no es una tragedia y un conflicto generalmente tiene solución, la cuestión radica en tener el valor para resolverlo. *Prohibida su reproducción total o parcial sin el permiso escrito del editor y sin citar la fuente. Copyright © 2005-2017 Recetas para la vida© Todos los Derechos Reservados

 

Si tienes dudas especificas o quieres platicar tu caso en particular, ofrecemos el servicio de coaching personal. Pide tu cita hoy. 

 https://www.paypal.com/cgi-bin/webscr?cmd=_xclick&hosted_button...;

 

 Si te gusto lo que leíste y nos quieres ayudar, puedes hacer una donación y ser parte del grupo que quiere difundir estas recetas a más personas. Gracias por ayudarnos a crecer y a servir.  

 

 

 

 

 

Vistas: 147

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio