Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

EL CAMINO A LA SALUD, FELICIDAD Y PAZ INTERIOR

Este 7 de abril es el Día Mundial de la Salud y me gustaría reflexionar con ustedes sobre la importancia de la salud, no solo física, sino también espiritual. Pero principalmente darles a conocer cómo puede ser un vehículo para alcanzar la felicidad y la paz interior.

Claramente la salud es un tema que nos preocupa a todos, como sociedad y sobretodo de manera personal. Para algunos es verse bien, para otros es sentirse bien. Hay personas que viven condenados a permanecer en un estado de ánimo decaído, lleno de culpa y resentimiento, simplemente porque se enteraron de un mal diagnóstico. Deben darse cuenta que atrás de cada enfermedad hay una bendición, y que lo peor que podemos hacer es preocuparnos por ella o vernos como víctima.

Cuando un médico te dice que tienes una enfermedad, lo primero que debes hacer es dar las gracias; poner la otra mejilla. Suéltala; dile “te amo”. Debemos entender que los problemas de salud, en realidad, son memorias acumuladas en nuestro subconsciente de nuestro pasado que se repiten. Por eso no hay que resistirlas, porque lo que resistes, persiste. La mejor forma de enfrentar una enfermedad es relajarnos, respirar, soltar.

Un dolor es una señal que hay algo que debemos cambiar. Además el cuerpo a veces suelta, y lo hace a través de un dolor o una molestia. A veces por un simple malestar tendemos a preocuparnos, creemos que es mala suerte o el destino. Eso puede cambiar, depende de nuestra actitud hacia la vida. Uno puede seguir adelante sin importar qué enfermedad sea. Suéltalo y te darás cuenta que hay solución para esos problemas.

Imagina que vas por un camino, te topas con la enfermedad, obsérvala y déjala pasar. Ve alrededor como hace el río cuando encuentra una piedra. Confía, toparte con ella no debe ser una preocupación si no una oportunidad para conocerte mejor. Recuerda que aún estando mal de salud, puedes elegir estar en paz y ser feliz. Muchas veces las enfermedades son una muestra de lo que estamos pensando. Cambiamos nuestros pensamientos, cambiamos todo.  Y no te olvides que si estamos pensando, estamos en el pasado.

Pero, la paz también se atrae con actividad física, pues el deporte es un vehículo de interacción social y un claro incentivo para sentirte bien y estar saludable. Coincidentemente, este 7 de abril celebramos el Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz.

Si todos entendemos que la actividad física no es solo un pasatiempo, sino, una forma de obtener mejor calidad de vida, estaremos entendiendo su real valor: sentirnos bien con nosotros mismos. El deporte es trotar hacia la paz, un escalón hacia la felicidad y nuestra liberación de viejas memorias.  Es soltar y avanzar.

Les cuento, recientemente estuve en el inicio de mi tour 2019 por México y Colombia, lindos países donde compartí mis enseñanzas sobre Ho’oponopono, Frecuencia Cero®, El camino más fácil a la paz, la felicidad y la abundancia. A mi personalmente el ejercicio me dio la fuerza y la energía para compartir más amor, ya que me hace sentir bien cuando siento que me cuido.  No puedo dar lo que no tengo.

Este último viaje también me sirvió para -personalmente- trabajar y compartir un aspecto muy importante, relacionado también con la salud: la adicción a la comida. Algo que a muchos nos pasa, y que nos permite comprender más el dolor emocional. Muchos perdemos demasiada energía y tiempo valioso pensando en la comida todo el tiempo. Esto es originado por varios factores, como el estrés, la ansiedad y el sufrimiento.

Por supuesto tenemos que trabajar en esto y tener paciencia. Para eso hay una serie de etapas que puedes seguir para dejar esa adicción atrás. Principalmente consiste en hacer consciente tu comportamiento, el cómo lo haces y por qué. Poder sentarte con tus sentimientos y no tenerles miedo. Por ejemplo aquí el Ho’oponopono, el arte ancestral para la resolución de problemas y el trabajo con tu niño interior (mente subconsciente) ayudan muchísimo, porque justamente es la parte nuestra que maneja tanto lo físico, como lo emocional.

Es importante entender que la salud es un estado total de bienestar físico, mental y espiritual, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Tener salud significa estar en balance, en paz con nosotros mismos, agradecidos por lo que tenemos en vez de concentrarnos en lo que creemos que nos falta.

Espero que todos, me incluyo, podamos reflexionar y trabajar por nuestra salud y bienestar, por entender que si nosotros estamos felices, en paz y saludables, el mundo también lo estará.

Vistas: 57

Los comentarios están cerrados para esta publicación de blog


DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio