Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

 

El futbol, mucho se ha dicho y analizado, tiene implicaciones más allá de lo meramente deportivo. Está íntimamente entrelazado con fenómenos políticos, sociales, económicos y culturales. Así ocurre en todo el mundo, y México no es la excepción. Al contrario, estas características se observan claramente en el campeonato de futbol que está por culminar. Van, pues, algunas interpretaciones:

En las últimas etapas del torneo se perfilaron equipos que pertenecen a regiones específicas, bien sea del norte o del centro, como ocurre en este caso con el Monterrey y el Pachuca, que son finalistas. Y al quedar el América fuera de la contienda, podría pensarse que muchos aficionados están de plácemes, como si se tratara de la derrota del centralismo político frente a la descentralización y el federalismo, pues en la final no habrá ningún equipo de la Ciudad de México.

Por otro lado, uno de los partidos cruciales se dio entre dos equipos de la misma entidad –Nuevo León–, que es una de las más pujantes, ricas y desarrolladas de todo el país. Ningún otro estado tuvo dos equipos en los octavos de final, además de que los norteños estuvieron en los primeros lugares de la tabla general. Si no se hubieran enfrentado en las eliminatorias, podrían estar disputando la final. Aun así, el Monterrey representa a esa franja del norte del país con toda su fuerza y presencia dominante.

Y si vamos más allá en el terreno de la especulación-interpretación, diríamos que al América se le asocia con un monopolio que duró muchos años en la televisión mexicana –ahora un duopolio– y, en ese sentido, existe cierto rechazo social y, en contrapartida, una simpatía hacía empresas patrocinadoras que no acaparan un mercado como tal.

En lo social, el tema se extrapola a la capacidad organizativa, pues involucra a las porras y la afición masiva, sobre todo cuando se trata de partidos locales, donde se ejerce una gran presión en contra de los adversarios. Eso ocurre tanto en el caso del Monterrey como en el de los Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León, equipos que reciben un gran apoyo y aliento popular. Tan es así que incluso ante la derrota los aficionados no le dan la espalda a su equipo, pues confían en que ganará el siguiente partido. Y qué decir del Pachuca, equipo con el que ocurre algo similar, con seguidores fieles hasta el final. El fenómeno contrario podría verse en el Cruz Azul, cuya afición crítica silba e insulta cuando no obtienen los resultados esperados, conducta un tanto explicable porque hace muchos años no logran colocarse en el lugar que sus partidarios esperan: en los momentos decisivos resultan derrotados y, lógicamente, surge el desencanto colectivo.

Y, por supuesto, al ámbito económico llegan también las implicaciones futboleras, ya que puede advertirse que los grandes equipos están respaldados por grupos poderosos, con sus jugosos patrocinios, de tal manera que el dinero cuenta, y mucho. Aún más, se critica que el arbitraje muchas veces favorece a equipos poderosos, como el América, lo cual se asocia con actos de corrupción que tanto molestan e indignan a la ciudadanía.

Ya viene la fase final de este campeonato y no falta mucho para que sepamos quien resultó triunfador, pero a la vista de los factores que hemos comentado todo parece inclinarse para favorecer al Monterrey, en especial porque fue el equipo que terminó en el primer lugar de la tabla general y con ventaja considerable respecto a los equipos que ocuparon los lugares subsiguientes. Visto así, ganará Monterrey o, al menos, es el favorito al entrar a la cancha.

En fin, los espectadores de todo el país agregan tales valores o interpretaciones, así sea de manera inconsciente, en el orden político, social y económico, y se inclinan a favor o en contra de uno u otro equipo. Así, para millones de aficionados hubiera sido muy gozoso que el Guadalajara pasará a finales porque se trata del único equipo que alinea a puros jugadores mexicanos, desde su fundación, y ha acumulado históricamente muchos triunfos en los campeonatos. Una idea que hoy sería sumamente alentadora, cuando en la nación prevalecen el desánimo y la irritación. De haber ocurrido así, de seguro hubiera incidido positivamente en esa atmósfera social: los mexicanos imponiéndose a los extranjeros, y con grandes victorias.

Así las cosas del futbol. El llamado balompié, con sus emociones y sus goles, que palia nuestras insatisfacciones y compensa nuestras enormes carencias.

 

Visita la nueva página web:

http://www.marthachapa.mx

 

Sala-Museo Martha Chapa:

http://www.dgb.uanl.mx/bibliotecas/burrf/salamuseomarthachapa/

 

Facebook: Martha Chapa Benavides

Twitter: @martha_chapa

Vistas: 79

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos


DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio