Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

CUANDO TE DIAGNOSTICAN FIBROMIALGIA, LA CLAVE DE LA SANACIÓN ESTÁ...

Apreciadas amigas, hoy comparto con ustedes el diagnóstico que el pasado 6 de junio me dieron a mi consulta médica, con la finalidad de ayudar a quienes transitan por una situación similar y con la esperanza de que la información sirva para cambiar la percepción que se tiene de la fibromialgia. 

Durante mi consulta le comente a la Dra. Mis síntomas y me pidió que brevemente le describiera si había transitado por momentos difíciles y traumáticos en mi vida, le hice una breve historia de que  a causa de la sustracción de mis hijos, la  alienación parental y la fabricación de delitos que el Padre de mis hijos ejecuto en mi contra para quitarme la guarda y custodia, efectivamente, cruce y sigo viviendo momentos drásticos y dolorosos como consecuencias de este tipo de actos. 

Pese a todo y a 10 años de esta tragedia, llevo una vida en paz, tranquila, dedicada a mi persona y trabajo, cuido de mi alimentación, medito,  practicaba ejercicio (Body Combat), pero a partir de febrero de este año empecé a tener molestias en mis brazos, de inicio creí que era porque al practicar la rutina de combat, había realizado algún movimiento mal, pues parecía que tenía el brazo derecho torcido, esto no mejoro y  se incremento el dolor  al grado de sentir muchas molestias  cuando quería cambiarme de ropa, al alzar los brazos el dolor se intensificaba, después el dedo medio de mi mano derecha al levantarme por las mañanas lo sentía atrofiado, no lo podía mover, mis talones de los pies  se adormecían  al estar mucho tiempo sentada, se me entumían, empecé a creer que era artritis o un problema de reumatismo, me enferme en tres ocasiones muy fuerte del estomago por eventos  que ahora percibo de control de ira, llegue a pensar que esas infecciones habían provocado un grado de toxicidad en mi organismo y que habían afectado mis músculos y huesos, sin embargo, después de mi revisión y de una serie de preguntas la Dra. Me dijo que padezco fibromialgia. 

La Dra. Me explico que es una enfermada que según ella, poco se sabe, que se le atribuye a problemas psicológicos debidos a que la persona ha transitado por procesos traumáticos o dolorosos en su vida. 

Me prescribió un antidepresivo y paracetamol. Desde mi punto de vista, la Dra. carece de tacto humano por la forma en que se expreso de la fibromialgia, al insinuar que podría ser incluso una enfermedad psiquiátrica, para ellos el dolor se encuentra en la mente del paciente y los medicamentos que prescribe a mi me parece que están mal indicados. 

Ante este escenario, en el que no sabía si llorar, tomar el medicamento o como despertar de ese momento que sentí como una pesadilla, decidí Investigar y no tomar nada hasta estar segura que realmente seria funcional. 

Salí del consultorio, con mi cabeza dando vueltas con las últimas recomendaciones que me dio la Dra.  Entre ellas que me tomara el antidepresivo para ver si este me daba algún resultado y lograba hacer que mi serotonina se activara (es decir no había con exactitud prueba o pruebas que el medicamento resultara eficaz para la fibromialgia), que viviera una vida sin problemas, sin emociones, sin estrés y que buscara la forma de divertirme y ser feliz. 

Anteriormente se creía es que la serotonina (neurotransmisor) y/o su neuromodulador fundamental serotoninamonoamina está asociado con muchos trastornos psiquiátricos y que por el estrés se  baja la serotonina, (esta es la razón por la cual medicamente se prescribe un antidepresivo),  sin embargo las nuevas investigaciones descartan que exista una relación directa entre la fibromialgia y la serotonina.

A continuación comparto la información reciente que encontré y,  que  desde mi punto de vista como Química Farmacéutica Bióloga y persona qué presenta estos síntomas es más real lo siguiente:

¿La fibromialgia es una enfermedad física real o es una enfermedad psicológica en la que el dolor se encuentra en la mente?

El estudio, a cargo del Centro Nacional de Información Biotecnológica (NBIC) de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de los Estados Unidos han dado con la causa de esta enfermedad que actualmente ya constituye una entidad propia. 

Según la reciente investigación, esta enfermedad se presenta por la  alteración de la temperatura corporal. 

Nuestro cuerpo se mantiene en una media de 37 ºC (98,6 grados Fahrenheit, como indica la investigación), y esto se debe a que nuestra sangre actúa como un refrigerante corporal, igual que lo hace el agua en los radiadores de los coches. Pero en la fibromialgia, los enfermos no pueden mantener su temperatura corporal de forma constante. 

Cuando perdemos mucho calor (hipotermia) o ganamos demasiado (hipertermia), el hipotálamo, el núcleo cerebral responsable de regular la temperatura de nuestro cuerpo, actual e intenta mantener el equilibrio dentro del organismo. Para ello utiliza la sangre, y los vasos sanguíneos.

Cuando hace demasiado frío, los vasos se cierran (vasoconstricción) para proteger a nuestros órganos principales de la temperatura. Si hace calor, los vasos se abren (vasodilatación) para así refrigerar nuestro cuerpo.

De la misma forma, cuando realizamos ejercicio o usamos nuestros músculos para alguna tarea, la sangre fluye entre la piel y los músculos a modo de refrigerante también. 

Para que esta abertura o cierre del flujo se produzca correctamente existen unas comunicaciones y válvulas entre los vasos sanguíneos, son los shunts arterio-venosos, controlados por el hipotálamo para abrirse o cerrarse cuando convenga, manteniendo así el equilibrio corporal. Y finalmente tenemos los capilares sanguíneos, la forma de los vasos más pequeña de nuestro cuerpo que también ayuda a mantener la temperatura, entre otras funciones. Destaca su elevado número en pies y manos. 

En la fibromialgia lo que se lesiona en esta enfermedad son las válvulas entre vasos, los shunts arterio-venosos, que a su vez interfieren en la actividad de los capilares y también ocasionan una alteración de la nutrición de músculos y tejidos de la piel, además de lesionar el sistema de refrigeración corporal. 

A causa de este mal funcionamiento se acumula ácido láctico en el músculo y los tejidos profundos, afectando así al sistema muscular y causando dolor, llegando finalmente a la fatiga, ambos síntomas típicos de la fibromialgia. 

Por otra parte, el sistema nervioso simpático, responsable de la sensibilidad, también se ve afectado por el mal funcionamiento de los shunts arterio-venosos y al encontrarse hipersensibilizado envía señales de dolor al sistema nervioso central, agravando más los síntomas. 

Así pues, la fibromialgia tiene poco de enfermedad psicológica y mucho de enfermedad física. El problema hasta ahora es el poco conocimiento que teníamos sobre ella y como diagnosticarla, y más aún sin saber la causa. Esperemos que con esta y las próximas investigaciones sobre el tema podamos llegar a un correcto diagnóstico y tratamiento. 

La Fibromialgia y las Emociones. 

María Àngels Mestre, arquitecta y ex fibromiálgica, presentó un libro sobre su experiencia personal para vencer la enfermedad en Tenerife “Yo la he ganado, tú también puedes” A los 52 años le diagnosticaron esta enfermedad crónica, pero nunca se dio por vencida.

La escritora refiere que este libro surgió del agradecimiento que sintió al haberse curado. Ya que se habla de chicas jóvenes con fibromialgia que se suicidaban y pensó que era por falta de información. También hace hincapié a que todas las enfermedades tienen la misma causa: la actitud y la forma de pensar y refiere que “desde la cuna nos imprimen una manera de pensar que igual es equivocada y si la cambiamos nos puede llevar de la enfermedad a la salud. Somos personas que hemos tenido mucha disciplina en la infancia y se ha gestado en la represión. Ésta es la que cuando soy adulta me convierte en fibromiálgica”. 

Se cree que  no todo el mundo que ha tenido una infancia severa sufre fibromialgia… 

La escritora habla de que hay otros condicionantes.

“Las personas con fibromialgia tenemos dos defectos psicológicos: el orgullo perfeccionista y la ira contenida. Ella define esta enfermedad como una enfermedad de las emociones contenidas”. 

Y cuando le preguntaron del tratamiento médico respondió lo siguiente.

“Usted dejó el tratamiento médico, ¿por qué?”

-       Es solamente una medicación para cada síntoma: un calmante, un relajante muscular… Yo llegué a tomar 20 pastillas o más. Cuando me di cuenta de que esta medicina me decía que no podía hacer nada por mí, pensé en otra medicina. La holística, que contempla al hombre no sólo en el cuerpo físico sino la parte psicoemocional. La enfermedad se origina en el pensamiento, pero después está la emoción y el cuerpo físico. Hay una parte física, otra parte psicoemocional y una parte espiritual y se tienen que cuidar las tres. Los fibromiálgicos no llegamos a la acción desde el pensamiento y eso es un bloqueo emocional.

 

Usted habla de la medicina holística como la panacea. ¿En qué se diferencia de lo que hace un curandero?

-       Yo no sé si creer en curanderos porque yo no lo he experimentado. Sí que puedo decir que como nosotros somos los que generamos las enfermedades no creo que un curandero te cure. Tienes que hacer cambios en la vida para poder llegar a la salud.-        

¿Ha recibido críticas por este libro y las teorías que sostiene?

- La gente que no ha leído el libro afirma que soy un fraude porque si la Organización Mundial de la Salud dice que la fibromialgia es una enfermedad crónica, entonces no puede ser que yo la haya tenido y me haya curado. Entre 400 o 500 emails, sólo ha habido dos que me hayan dicho esto. La mayoría de la gente me dice: yo ya veía que éste era el camino pero no sabía ni por dónde empezar.

 

-A los pacientes de fibromialgia se les trata como si fueran depresivos, con ansiolíticos, ¿no?

- Es así. Dicen que es una enfermedad del sistema nervioso central y la medicina holística dice que es una enfermedad emocional que solucionamos liberando las emociones y desintoxicando el hígado. Para la medicina holística la enfermedad es una consecuencia de las emociones.  Pueden ver la noticia de la fuente:

 

“La fibromialgia es la enfermedad de las emociones contenidas

http://siemprerebelde.wordpress.com/2007/11/18/las-emociones-conten...

 

Entre los síntomas que encontré de las personas con fibromialgia, se pueden presentar los siguientes: 

  • Dolores musculares generalizados o rigidez variable de los músculos, tendones y tejido blando que los rodea acompañado de un dolor persistente de los mismos
  • Cansancio o fatiga extrema
  • Dificultad para dormir (aunque duerman se levantan cansados pues no tienen un sueño reparador)
  • Rigidez por las mañanas
  • Dolores de cabeza(cefaleas)
  • Sequedad en la boca
  • Sensación de hormigueo en pies y manos
  • Acidez
  • Estreñimiento
  • Se pueden producir trastornos psicológicos como depresión
  • problemas con el pensamiento y la memoria (lagunas mentales),
  • ansiedad, que imposibilitan mucho la cotidianidad de la persona que la padece. 

La  Fibromialgia desde el punto de vista emocional.

Los malestares emocionales, su falta de identificación y atención en conjunto con la represión, provocan  que se eleve el estrés, al no ser controlado y en combinación con una mala prescripción lo hace crónico y es aquí cuando empiezan a ser cíclico, llegando a agravar a  la persona que lo padece y llevándolo a una serie de enfermedades, entre ellas la Fibromialgia.

Las personas que tienden al perfeccionismo, a la necesidad de ser valorados y amados por aquellos que le rodean, en definitiva, aquellos que buscan la aprobación en todo lo que hacen, tienden a dejar de hacer lo que les gusta por miedo a no ser entendidos, reprimen sus impulsos, sus pensamientos y sus emociones. Esto hace que su cuerpo viva en una constante tensión que traducida al lenguaje corporal se convierte en dolores de estómago, de cabeza, etc. Partiendo de esta premisa podríamos catalogar a la Fibromialgia como la enfermedad de las emociones no expresadas, cuyo principal síntoma es el dolor. .

Suele darse en personas con grandes expectativas, perfeccionistas, responsables, pero a su vez obstinadas, rígidas en el trato, que no suelen dar su brazo a torcer. Evidentemente no todo el mundo es igual, siempre hay particularidades a tener en cuenta. .

Dos grandes características de la personalidad que se asocian a pacientes con Fibromialgia son la ira y el orgullo reprimido, estas emociones negativas van muy de la mano del dolor al que se ven expuestas ¿quién no se enfada cuando se siente mal? Suelen tener poca tolerancia a la crítica y no se ven como los describen. Cada desengaño o desilusión que sufren acaba representando una herida abierta que va apoderándose de su cuerpo. Tienden a tomarse cualquier cosa como un ataque a su persona y sobre todo hablan de incomprensión con respecto a su situación.

Dada las características emocionales y de personalidad que sustentan, cuando se enteran de que padecen un trastorno crónico tienen tendencia a caer en depresión. De repente se les desmorona el mundo que habían creado para ellos y todo lo ven negro. 

Todas las enfermedades expresan algo, emocionalmente hablando, y para poder superarlas hay que partir de la aceptación. Debemos asumir que padecemos esta enfermedad para así poder integrar ese pensamiento en nuestro día a día y aprender a combatirla con la mejor de las voluntades. Una vez más la actitud que adoptemos ante los problemas que la vida nos plantea es determinante. En el momento que asumimos que el trastorno forma parte de nosotros, podemos replantearnos la vida y ser capaces de cambiar. .

¿Cómo empezar a combatir la Fibromialgia? 

Lo primero que debe hacer la persona es cambiar de estilo de vida, es básico bajar los niveles de estrés a los que ha estado sometido todo este tiempo y dejar aparcada su auto exigencia. Después debe aprender a establecer límites a su malestar emocional, o lo que es lo mismo, decir no sin sentirse culpable. Debe aprender a perdonar a las personas que considera le han agredido y sobre todo perdonarse a sí mismo por exigirse tanto. Hay que tener algo muy claro, la felicidad no es algo que se encuentra por la calle, ésta está en el interior de cada uno de nosotros, y es algo que olvidamos con frecuencia.

Lo primordial es que se deje de ver como víctima y asuma la responsabilidad de sus acciones, pensamientos y emociones. El ser consciente de que soy responsable de lo que me pasa es el primer paso para la curación, porque si yo me lo he creado yo me lo puedo quitar si le pongo la actitud y perseverancia correctas.

Hay que trabajar la empatía como forma de mejorar las relaciones personales. Uno tiene que tener la capacidad de ponerse en la piel del otro y asumir que éste no tiene por qué pensar ni ver las cosas como lo hacemos nosotros. En el momento que se desarrolla esta capacidad las tensiones se ven muy reducidas. De la misma manera que trabajando la asertividad, es decir comunicarse diciendo siempre lo que uno piensa y siente sin entrar a herir a nuestro interlocutor, se llega a dialogar de forma que lo que en un principio pudo haber sido una defensa ante un supuesto ataque, se convierta en un diálogo sin presencia de tensiones emocionales que deriven en malestares físicos o psicológicos.

En definitiva la actitud es tomarse la enfermedad como una oportunidad para cambiar y crecer como persona, y no como una adversidad de la que no podemos salir. .

Ciara Molina.

Psicóloga Cognitivo Conductual especialista en G.

La fibromialgia y el perdón. 

Hace varios años cuando trataba de entender que es esto de la fibromialgia una amiga de mi madre le dijo que ella la conocía como “la enfermedad del alma”, meses después mientras estaba en India mi gurú me dijo que yo tenía roto el corazón y no lo quería aceptar, poco a poco accedí a analizar este tema en mi persona para darme cuenta cuantos resentimientos guardaba por años en mi corazón, y sentir como al irlos recordando había algunos que por diferentes circunstancias ya había superado realmente, que solo los pensaba y dejaba ir..

Sin embargo otros comenzaron a apachurrar mi corazón, a pesar de estar bajo medicamentos que generalmente funcionaban cada vez que daba paso al análisis de mis resentimientos la crisis de dolor, insomnio y mal humor regresaban. Eso no era todo, más allá de los rencores hacia otras personas, la cantidad de sentimientos negativos hacia mí era impresionante..

Afortunadamente encontré una psicóloga que me ayudo a desmarañar la bola de estambre más enredada de mi vida, su curso basado en las enseñanzas de Louis Hay me enseño a ver que todos estos sentimientos me retenían en el pasado, no podía avanzar ni mejorar porque no había vaciado la bolsa de piedras y ya no había manera de jalar tanto peso..

Perdonar a otros y a nosotros mismos no es nada sencillo, se dice fácil de dientes para afuera, pero el que esté limpio de rencores que tire la primera piedra…

Hay varios ejercicios que me ayudaron en este andar, uno y el que más aplico es la carta del perdón, escribir una carta a esa persona que sientes te hizo algún mal, la carta primero hará saber a la otra persona lo que siento, cómo me hizo sentir lo que hizo, al final después de haber vaciado la bolsa cuando no se me ocurren más detalles de mis emociones al respecto; acepto que yo decidí molestarme y guardar mi enojo mucho tiempo, que en este momento decido olvidar y superar el hecho sin preocuparme más por el ayer, lo dejamos atrás. Nunca he entregado una carta de estas, pero me ha hecho muy bien escribirlas.

Otro es un ejercicio para disolver el resentimiento. Sentarte cómodamente, cerrar los ojos y permitir que cuerpo y mente se relajen. Imagínate sentado frente a un teatro oscuro, frente a ti un escenario pequeño. Se enciende la luz y aparece la persona a quien le guardas resentimiento. Puede ser del pasado o del presente, viva o muerta.

Comienza a imaginar que le pasan puras cosas buenas; cosas significativas para esa persona, visualízala sonriente y feliz. Piensa esta imagen por unos segundos y luego déjala ir. Louise Hay recomienda algo que me parece muy reconfortante, una vez que se va esa persona sube al escenario e imagina cosas buenas para ti, ve cómo estás sonriente y feliz.

Si no me perdonara todos los días hoy seguiría bajo medicamentos y tratamientos, cada día procuro conocerme un poco más, aceptarme y perdonarme, antes de juzgar a otros veo que es lo que me molesta de ellos y proceso mi molestia, no es necesario despotricar contra el mundo cuando tu mundo no está en calma, tampoco es justo meterte bajo la almohada y no querer ver cuánto te odias y te maltratas sin moverte por el dolor, la razón principal de estar enferma son las emociones guardadas, acumulación de basura toxica durante años y para comenzar tu recuperación lo primero es vaciar ese bote de basura. La limpieza emocional es fundamental en el auto tratamiento contra cualquier enfermedad..

Premananada.

Publicado por Susana Zuddio en Otras Inteligencias

 

LA FIBROMIALGIA DESDE LA BIODESCODIFICACIÓN.

Fibromialgia. 

Todos los enfermos de fibromiálgicos sienten que la gente no les cree porque el dolor no se ve.

Es un sufrimiento interior, es la enfermedad de las fibras familiares.

Fibras = vínculos familiares, los agarres familiares…      mio = músculo, la impotencia, “tengo que someterme a la situación".      algia = dolor, dolor psíquico que va a materializarse en dolor físico 
 
Conflicto: La doble obligación , es un concepto que fue descubierto en Palo Alto.  Son personas que están siempre bloqueadas en las historias familiares.

Resentir: “Me encuentro en un doble compromiso familiar".

"Fidelidad a la familia y esta me molesta".

“Voy hacia la persona que quiero pero al mismo tiempo es mi verdugo”. Esta es la “Doble obligación”. El estrés de estar cogido entre dos informaciones contradictorias, se convierte en un estado de impotencia en las ataduras familiares, y esto hace mucho daño psíquico.

"Me voy hacia mí mismo y no me doy derecho".  
En la proporción del dolor físico, se acercará a la proporción del dolor psíquico. 

LA CLAVE DE LA SANACIÓN ESTÁ, en que estas personas lo hagan todo en plena consciencia, pero no al mismo tiempo.

Al tiempo, hay que darse actos de placer a uno mismo… y

Empezar por disminuir ataduras familiares, las fibras familiares, las obligaciones familiares de responsabilidad. 


Otra descodificación:

Los 4 conflictos.
1.- El conflicto central es el de Dirección. El Órgano al que afecta, es en las suprarrenales.

2.- Desvalorización. Estadio de sobre-responsabilidad

– Me desvalorizo con respecto a la familia (sobretodo). Y con lo que  hago o dejo de hacer. 

3.- Contacto impuesto. Tener que asumir, hacer o estar con una persona o situación determinada. 
4.- Miedo a la muerte. No a la muerte física, sino, a mi  IDENTIDAD. También, sentirse con falta de pertenecer a la familia, o que la familia no haga lo que tú quieres. Son personas excesivamente serviciales y responsables


Resentir: 

1. "La dirección que estoy tomando en mi vida no me satisface, entonces… cuando alguien se pierde lo mejor es quedarse quieto…" Las ataduras familiares son la clave.

2. "La dirección que estoy tomando no me satisface".

3. "Tengo la obligación de estar con... o hacer... y yo no quiero".

4. "Es mi responsabilidad, debo ocuparme yo, si no lo hago yo nadie lo hará"…esta persona necesita el dinamismo de la familia… La familia real es una, pero la familia imaginaria también cuenta…En el tercer estadio, en cada tejido la frase conflictual es diferente. Es importante no solamente cambiar la emoción, sino encontrar nuevos valores.

 

Después de toda esta información que les comparto, también les comento que he tomado cursos ZEN con contemporáneas de Suzanne Power, el curso Zen consiste en aprender una técnica muy sencilla que se basa sobre el control del sistema nervioso a través de la respiración consciente y la relajación, mediante la activación de 6 centros energéticos para poder tener una capacidad verdadera y natural para practicar zen de forma espontánea en sesiones de sólo 5 minutos. Actualmente  práctico Taich, yoga  y meditación, la Dra. Me recomendó tomar clases de natación, caminar y una buena alimentación.

Por ahora me aplico en conciencia sobre este diagnóstico, acepto la enfermedad mediante la cual mi cuerpo expresa que requiere de mi atención, y efectivamente, creo que es el resultado de todo lo que actualmente vivo, pues aún no puedo participar, ni convivir de manera normal con mis hijos y mi familia.  

Espero de todo corazón que la información compartida sea de utilidad,a 11 días de este diagnóstico el dolor a disminuido y identifico, resuelvo y me retiro de las fuentes que considero me provocan estrés.

Gracias y un abrazo.

 

Vistas: 196

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

Twitter

© 2017   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio