Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

1- Intentar comprender su experiencia depresiva

A la persona deprimida le ayuda saber que comprendemos el proceso que atraviesa, que su depresión no es un fallo de su forma de ser, que no depende de su voluntad ni es algo que le esté sucediendo por su culpa.

No hay que trasmitir al paciente que la depresión se solucionará “animándose”, “poniendo de su parte” o “distrayéndose”, sino sólo a través de un tratamiento tanto psicológico como farmacológico prescrito y controlado por un profesional de la salud.

 

2- Ofrecer apoyo en su proceso

Lo importante en una experiencia depresiva es que la persona se sienta apoyada y comprendida. Muchas veces, sobre todo cuando no se sabe bien cómo actuar, el mejor modo de hacerlo puede ser a través de frases sencillas como:

  • «¿Qué puedo hacer por ti?»
  • «No estás solo»
  • «No es tu culpa»
  • «Me tienes a tu lado para lo que necesites»
  • «Eres importante para mí»
  • «Sé que estás sufriendo y no te voy a dejar»
  • «Esto pasará y juntos lo superaremos»
  • «¿Quieres un abrazo?»
  • «Te quiero»

 

E incluso, hay ocasiones en las que la mejor ayuda puede ser no decir nada y sólo permanecer al lado de quien sufre la depresión.

 

Consideremos también que los procesos depresivos suelen cursar con sentimientos de soledad (el paciente se siente como si atravesara un largo y oscuro túnel) y es de suma importancia que quienes conviven con él le transmitan el mensaje de que no está solo («Estamos juntos tú y yo para superar esta depresión, y vamos a vencerla»), y también que no tiene por qué sentir culpa alguna de lo que le sucede.

 

3- Gran dosis de paciencia

Hay que hacer ver a la persona deprimida que un trastorno puede ser un proceso largo ante el que hay que tener mucha paciencia. También se le insistirá en la importancia de seguir el tratamiento prescrito para llegar a ver la luz que le aguarda al final del túnel. Del mismo modo le transmitiremos que salir de él será un trabajo en el que estaremos a su lado en todo momento.

Siendo que la evolución de la depresión puede ser lenta y muy invalidante (sobre todo al principio del proceso), será de gran ayuda que el familiar que esté a su cargo acompañe al paciente en sus visitas al psiquiatra y a las sesiones de terapia, en parte también para asegurarse de que está cumpliendo el tratamiento, sobre todo cuando hay reticencia a ser tratado por profesionales.

 

4- No forzarle a realizar las cosas que le resulten imposibles

Se debe ayudar al paciente a que hagan aquellas cosas que sea capaz de hacer, sin forzarle a las que le resulten imposible.

En este sentido es importante fomentar un equilibrio diario de rutinas en lo referente al sueño, comidas, ejercicio e incluso relaciones sociales (siempre en la medida de sus posibilidades). Estas medidas aparentemente sencillas, son en realidad muy importantes para conseguir una recuperación más satisfactoria.

 

5- Prestar atención a posibles pensamientos suicidas

Quienes conviven con el paciente deprimido deben ser instruidos por los profesionales de la salud que atienden al paciente, en cual debe ser su actuación en cada momento.

En concreto es importante que se interesen por el tipo de pensamientos que tiene el paciente y saber si está luchando mentalmente contra su trastorno, a fin de detectar pensamientos suicidas.

 

En este sentido no hay que tener miedo o recato a la hora de preguntar al paciente por lo que piensa, pues la depresión es una enfermedad altamente letal y el silencio podría implicar un grave riesgo.

El mejor modo de abordar esta información es normalizando al máximo la situación y haciéndole ver al paciente que en la depresión es frecuente tener este tipo de pensamiento pero que el suicidio nunca debería ser una opción.

 

He de comentar algo muy importante, la situación actual nos ha colocado frente al espejo y lo que vemos, no nos agrada! La familia, la sociedad, la escuela, la iglesia, la oficina…. Todo lo que nos rodea nos ha modelado nuestras conductas, nos han inculcado ciertos lineamientos para pertenecer.., nos han puesto estándares y metas que no son propios, hemos sido adoctrinados desde sistemas de creencias ya sea en forma consciente o inconsciente… Es duro darnos cuenta de ello, aceptarlo y hacer los cambios necesarios, sobretodo porque no tenemos herramientas para hacerlo, así que te ofrezco esta oportunidad de marcar la diferencia en tu vida y en la de tus hijos.

Vistas: 111

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

DA CLICK A LA IMAGEN

Twitter

© 2021   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio