Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Piensa por un momento en cuántas cosas han hecho por ti desde el día en que naciste… te diré de antemano, que si no recuerdas ninguna, es porque eres una persona que no reconoce los méritos que los demás han ganado dándote y sosteniendo tu vida. Te crees un gran merecedor. Por el contrario, si has recordado a mucha gente que te ayudó, eres una persona, que, al menos en tu mente y corazón, reconoces que has llegado al momento en el vives hoy porque algunas personas en el camino te dieron la mano.
 
Agradecer es una virtud que solamente las personas humildes de corazón pueden desarrollar. Entender que definitivamente no estamos solos en este mundo. Es digno de reconocer y agradecer que, por pequeña que sea la situación en la que nos hayan ayudado, o dado alguna oportunidad, lo oportunas que fueron en nuestras vidas las personas que nos favorecieron.
 
La actitud de personas que no saben agradecer puede tener su origen en la etapa familiar en que les tocó nacer, en el lugar de nacimiento, en la relación entre los hermanos, en la relación que se forjó con las demás personas significativas de su entorno familiar.
 
Desmitificando un poco, quiero explicar el hecho de que, aunque todos pertenezcamos a una familia, no todos nacemos en la misma familia. Me explico, las familias van cambiando a medida que van caminando como proyecto, y cada vez que nace un hijo, pues papá y mamá han tenido una evolución, ya sea económica, laboral, personal. Cuando menos, tienen más edad. Esto hace traten a cada hijo de manera diferente.
 
La manera en que hagan sentir a un hijo en específico, sin enseñarle que ocupan un lugar entre muchos lugares, puede crear o no la habilidad en esa persona de saber agradecer y reconocer los méritos de otra persona, Si no ocurre de esa manera, y, en cambio, le dan todo cuanto quiera el hijo, este muchacho o muchacha no tendrá un sentido claro del valor de las cosas, sino que estará caminando por la vida suponiendo que todo el mundo debe rendirle honor, que merece todo de todos. Supongo que conocerán personas así.
 
El lugar que ocupa entre los hermanos, si es hijo único, todo esto determina el proceso. Los padres tienen expectativas muy diferentes de los hijos, esto hace que impriman en cada hijo un sello que denota lo que ellos como padres esperaban de sus hijos. Por ejemplo, muchos padres y madres tienen grandes ilusiones con el primer hijo. Partiendo de esto, le ponen todo en bandeja de plata, para ver realizado en él o ella, el anhelo que como padres tienen sobre su primogénito. Esta conducta puede generar un sentimiento de “principado emocional” en esta persona. Luego querrá que todo ser humano que exista en el mundo es un peón que está para rendirse a sus pies.
 
Escuche un programa de radio de mi país en donde los locutores decían que hay personas son tan mala agradecidas que hasta a su propia madre le hacen daño. Decían que de cada 100 jóvenes el 70% si eran agradecidos, pero el 30% que resta no agradecen que ellas le hayan dado la vida. Es difícil escuchar esto, pero es una realidad, porque muchas personas hoy en día no son agradecidas.
 
Por ejemplo, una mamá sobreprotectora, que vive obsesivamente encima de su hijo o hija menor, puede generar el mismo sentimiento de “principado emocional” en ellos. Por esta causa, querrán que todas las personas deban cuidarlas, porque ellos son el ser más importante y merecedor de cuidado sobre la tierra. Estos ejemplos generan un alto grado de merecimiento subjetivo y erróneo. Pero también un mal agradecimiento a todas las personas que les rodean.
 
Supongo que conocerán personas así, y espero que si tú eres una de esas personas, al menos esto te sirva para recapacitar y pensar en que viniste al mundo y te irás algún día. No eres más ni menos de lo que eres, y siempre necesitarás a otras personas para caminar. Por tal razón, tenemos que ser agradecidos con todos, incluso con aquellas personas que, aun haciéndonos daño, nos enseñan a ser fuertes y a no dejarnos amilanar por los embates de sus acciones. Hay que agradecer a Dios por encima de todo, porque es el artífice de todo el bien de este mundo, aunque muchas veces no lo entendamos.
 
El Agradecer te ayudará a Atraer todo lo bueno a tu vida! Pero déjame saber tu opinión...

Vistas: 99

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

DA CLICK A LA IMAGEN

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio