Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

ACCIONES ESENCIALES PARA TI QUE QUIERES EMPRENDER

A lo largo de mi camino como economista, mentora y emprendedora me he topado con diferentes situaciones y personas que me han aportado conocimientos, me han compartido experiencias y en algunas ocasiones me han dejado grandes lecciones de vida; que hoy quiero transmitirles como acciones o recomendaciones para que aquellas y aquellos que deseen emprender las lleven a cabo.

  1. Amar lo que haces

Déjenme decirles que cuando uno emprende lo ideal es hacerlo porque ya sabemos cuál es nuestro propósito en la vida, porque ya identificamos aquello que nos gusta hacer, porque ya descubrimos qué nos da felicidad cuando lo hacemos realidad. Y si esto se puede convertir en una oportunidad para generar ingresos estás del otro lado porque estarás alineando tus gustos personales con tu actividad productiva.

  1. Pensar en abundancia

La actitud que se tome ante cualquier proyecto determinará los resultados que se obtengan de él. La actitud está directamente relacionada con nuestras creencias y la forma en la que vemos nuestro día a día. El nivel de abundancia que hoy tenemos es producto de esas creencias, es un reflejo de nuestro interior, de qué tan conectados estamos con la plenitud y la felicidad (amar lo que hacemos y somos). Por tanto, mantener una actitud positiva, eliminar creencias limitantes (básicamente las relacionadas con el dinero), pensar en que todo lo que nos propongamos lo podemos lograr, será la clave para atraer las personas, lugares, materiales y todo lo que se requiera para tomar acción con el emprendimiento.

  1. Ser responsable y comprometido

Como tú serás quien le dé forma y color al emprendimiento, será fundamental que asumas la responsabilidad y el compromiso que conlleva TU proyecto. Nadie lo hará realidad por ti, si tú no tomas acción, probablemente se quede sólo en una idea, en una buena intención y nada más. Muchas veces se comete el error de comunicar a otros esa idea esperando que la trabajen por ti, pero recuerda que, si es tu propósito de vida, te corresponde a ti hacerla realidad.

  1. Pedir ayuda

Se vale pedir ayuda cuando no conoces un tema o área que sea indispensable para tomar acción. Si ya decidiste echar a andar esa idea, habrá aspectos técnicos que no domines, para ello busca apoyo de un consultor, mentor o especialista para que te oriente y puedas avanzar. Por ejemplo, si tu idea de negocio está relacionada con el mundo de la moda o el diseño y es tu área de mayor experiencia, puede ser el caso que necesites apoyo en temas legales, fiscales, de registro de marcas, mercadotecnia, etcétera. Que eso no te detenga, pregunta, busca ayuda con los expertos.

  1. Ahorrar y tomar riesgos

Cuando se decide echar a andar un emprendimiento, es necesario tomar riesgos, sobre todo cuando se trata de autoemplearse o dejar de percibir un salario fijo para empezar a generar tu propio ingreso. Aquí la sugerencia es, antes que arranques cualquier prueba piloto, asegúrate de contar con ahorros suficientes, que equivalgan de seis meses a un año de tus gastos y compromisos financieros; esto ayudará a que no te agobien los temas económicos mientras avanzas con tu negocio.

El día a día del emprendedor es de retos constantes, la resiliencia, perseverancia, paciencia y amor propio deben ser las cualidades que te caractericen para que tengas éxito y garantices un ciclo de vida más largo a tu negocio.

Vistas: 119

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos


DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2019   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio