Retos Femeninos

Comparte tus experiencias y conocimiento.

Hace aproximadamente 15 años fui a Culiacán a dar unas conferencias sobre “Nutrición y Diabetes”, aprovechando el vieja me quedé unos días más para turistear y poder regresar a la marivollosa Bahía de Altata, ubicada en el Municipio de Navolato a tan sólo 40 minutos de la ciudad de Culiacán…. En el hotel me recomendaron un chofer de confianza que me podría servir al mismo tiempo de guía turístico.

Muy pronto empezamos a platicar y a interesarnos por nuestras respectivas actividades… él me platicó que era casado y que su esposa también trabajaba como maestra de primaria y que siempre que ella veía mis programas de televisión él comentaba “… para que ves a Chepina, si no nos alcanza ni para comer”.

Por supuesto que me inquieto mucho su afirmación y pensé ¿pues que clase de comida estoy sugiriendo en mis programas, que se pueda encontrar fuera del alcance de estas personas, si parte de mi preocupación siempre ha sido dar consejos prácticos, útiles, sencillos y económicos?

En fin, seguí la conversación y empecé a preguntarle a mi amigo chofer, sobre lo que hacían de despensa y comían en su casa, a lo que me contestó, que por regular en su dieta diaria había leguminosas, cereales, frutas, verduras, carnes, pollo, huevos, leche, etc. En ese momento empecé a enumerarle alguna de las muchas formas de preparar y combinar todos los alimentos, así como de las insuperables propiedades de cada uno de ellos, y lo privilegiado que deberían de sentirse por la variedad tan rica de alimentación a la que tenían acceso y lo económico que podía ser para ellos.

La vedad amigos creo que este “meollo del asunto”, pues siendo la alimentación la base principal de nuestra salud, pudiéndonos proporcionar un gran bienestar físico y espiritual (cada vez que comemos), pudiendo tener una muy buena calidad de vida, es un acto que en infinidad de ocasiones lo seguimos haciendo en “piloto automático” y/o entrampados en medio de irreflexivos tabúes, lo que atenta contra nosotros.

Ya para terminar me permito hacerles unas preguntitas:

¿Cuánto tiempo dedica usted para planear su alimentación?

¿Se ha fijado usted la cantidad de comida que necesita para sentirse satisfecho?

¿Conoce usted la variedad y cantidad de productos que puede encontrar en su localidad?

¿Qué tan variada es su alimentación?

¿Para usted que es comer?

Amigas las invito este domingo a escucharme y a participar en mi programa Mejorando tu vida diaria……………. Desde la cocina, todos los domingo de 9:00 a 1:00, por la 1260 A.M.

No falten…..

Vistas: 47

Comentario

¡Tienes que ser miembro de Retos Femeninos para agregar comentarios!

Únete a Retos Femeninos

DA CLICK Y COMPRA EL LIBRO

Twitter

© 2020   Creada por Retos Femeninos.   Con tecnología de

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio